Madre de los menores asesinados por su padre en Comayagua revela que él les dio líquido de frenos y después los ahorcó

0
970

Tegucigalpa.-El lunes 18 de octubre dos menores de edad de seis y tres años fueron asesinados por su propio padre, quien tras cometer el parricidio se quitó la vida colgándose de un árbol, en la aldea Las Minitas del municipio de Esquías, Comayagua; la madre de los menores reveló este día que el padre de los niños primero les dio líquido de frenos y después los ahorco.

“Teníamos 7 años de vivir juntos, no sé qué le pasó porque pasamos la noche juntos, el sábado amanecimos jugando con los niños y divirtiéndonos el domingo, no discutimos ni peleamos, sí era celoso, pero yo nunca le di motivos, sin embargo, siempre me decía lo que él quería”, relató Dalila Martínez Gutiérrez, una joven madre que hoy vive una tragedia luego de que su pareja asesinara a sus dos hijos y después suicidarse.

Los menores respondían en vida a los nombres de Axel Omar Gonzales Martínez (3) y Wilmar Adalian Martínez Gutiérrez (6) hijastro, mientras que el progenitor se llamaba Fredy Omar Gonzales.

La desconsolada madre dijo que los menores se fueron a jugar con su esposo, les dijo que se fueran que cuando terminara de moler tortillas se incorporaría para estar con ellos, pero cuando eran las 8:00 de la mañana, subió para que ellos desayunaran “pero ya no estaban, él se los había llevado, no me dijo nada, no tenía por qué hacer eso, no pude hablar con él ni con mis hijos”, contó entre lágrimas la desconsolada madre.

Consultada sobre las razones que habría tenido su pareja para cometer el dantesco crimen, ella respondió “no había forma con él, era celoso, tenía celos enfermizos, me celaba por todo y no permitía que yo platicara con alguien, incluso se enojaba que platicara hasta con mujeres porque creía que me motivaban a salir con otro hombre y eso no era así, yo me limitaba a muchas cosas para evitar problemas con él”.

Añadió, que está sorprendida con lo ocurrido, porque ese día su compañero de hogar amaneció feliz y que nunca se imaginó que podría cometer un crimen así, además sostiene que en todo el tiempo que vivió con el padre de uno de sus hijos no acostumbraban a pelear, si discutían, pero dentro de lo normal sin agresiones físicas “él no era alcohólico porque dejó los vicios hace tiempo”.

Hace un año Dalia Martínez, originaria de la aldea de Santa Ana, municipio de Marcala en el departamento de La Paz, le dijo a su pareja que lo mejor para los dos era que se separaran, porque no le gustaba el modo en como la trataba y los celos que él tenía sobre ella, pero que como respuesta le dijo que la terminaría matando junto a sus hijos y que después se iba a matar él, pero que ella nunca creyó que fuera capaz de cometer ese horrendo crimen.

“Yo los comencé a buscar porque no los miraba, desde el domingo lo llamé varias veces de mi teléfono, así como de otros números telefónicos, pero nunca me contestaron, fue hasta ayer en horas del mediodía que los mozos los encontraron colgados de un árbol, los había ahorcado, primero les dio líquido de frenos, después tomó él y se mató”, concluyó diciendo la joven madre que llegó hace unos dos años a Esquías para ganarse la vida trabajando.