Lula da Silva da un ultimátum a su ministro de Comunicaciones tras sospechas

0
365

Tegucigalpa.- El mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, exigió este jueves a su ministro de Comunicaciones, Juscelino Filho, «probar su inocencia» para continuar en el Gobierno, tras las sospechas de que usó dinero público para un viaje personal.

«Él tiene derecho a probar su inocencia, pero si no consigue probar su inocencia, no puede quedarse en el Gobierno», aseveró el mandatario progresista en una entrevista a la emisora BandNews.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) informó que ha convocado al citado ministro, quien actualmente se encuentra en el extranjero, para una reunión el próximo lunes en la que abordarán las denuncias que han aparecido esta semana en la prensa brasileña.

Según el influyente diario ‘O Estado de Sao Paulo’, el diputado federal licenciado usó un avión de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) y dietas pagadas con fondos públicos para participar en concursos de caballos en Sao Paulo.

Este jueves, el Ministerio de las Comunicaciones indicó en una nota que Juscelino Filho ha devuelto las dietas, a pesar de que tuvo compromisos oficiales durante su estancia en Sao Paulo, lo que justificó su traslado en un avión de la FAB, según el despacho.

Sin embargo, sobre el ministro pesan también otras sospechas relacionadas con la aplicación irregular de dinero público para su beneficio personal o el envío de informaciones falsas a la Justicia Electoral, según recoge ‘O Estado de Sao Paulo’.

Por su parte, Lula insistió en la entrevista que «todo el mundo que sea acusado de alguna cosa tiene derecho a probar su inocencia».

«Si es inocente, se quedará en el Gobierno; si es culpable, saldrá del Gobierno», sentenció el presidente brasileño, que asumió su tercer mandato el pasado 1 de enero, después de gobernar el país entre 2003 y 2010.

Juscelino Filho es uno de los 37 ministros que componen el gabinete de Lula. Es formado en medicina, con especialización en radiología, y milita en el partido Unión Brasil (centroderecha). EFE