López Obrador afirma que el presidente de Bolivia «respondió muy bien» al intento de golpe

0
284
EFE

Ciudad de México.- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, afirmó este jueves que su homólogo de Bolivia, Luis Arce, «respondió muy bien» ante el intento de golpe de Estado de un grupo de militares el miércoles.

«Hay mucha inestabilidad política, pero, afortunadamente, respondió muy bien el Gobierno de Bolivia, de Luis Arce, respondió muy bien el pueblo de Bolivia, la gente defendiendo la democracia, rechazando el golpe militar», declaró el mandatario en su conferencia matutina.

El gobernante mexicano ya había expresado su respaldo en redes sociales el miércoles a Arce, su aliado en la política internacional, después de que tanques y militares armados irrumpieron en la sede del Gobierno de Bolivia bajo el mando de Juan José Zúñiga, quien en ese momento era el comandante del Ejército.

Tras derribar la puerta del edificio, el ahora destituido jefe militar dijo a la prensa que iba a «cambiar el gabinete de Gobierno» y que buscaba «restablecer» la democracia en Bolivia.

López Obrador resaltó que «incluso una parte, la mayoría de los integrantes de las Fuerzas Armadas de Bolivia, no secundaron este intento de golpe de Estado».

«Y estuvo muy bien también el comportamiento de la comunidad internacional, todos los países condenaron el intento de golpe de Estado y fue, afortunadamente, fallido y se restableció de nuevo la democracia, la legalidad», expuso.

Zúñiga y sus seguidores se replegaron tras el cambio de mandos militares y momentos después el Estado Mayor capturó al destituido jefe militar, quien acusó a Arce de haber ordenado la acción militar como una estrategia para «levantar su popularidad».

Pero el mandatario boliviano agradeció al pueblo de su país y a la comunidad internacional su rechazo a la “intentona golpista” contra su Gobierno y reiteró la defensa a la democracia del país.

Pese a celebrar «que no prosperó ese intento de golpe de Estado», López Obrador advirtió de que «esto afecta mucho a los países porque genera incertidumbre y afecta a la economía de los pueblos». EFE