Las autoridades salvadoreñas detienen a 300 personas, la mayoría pandilleros

0
631
Elementos del Instituto Nacional de Migración (INM), y Policías Navales detienen a personas de diferentes nacionalidades durante un operativo en el puerto de Veracruz (México). EFE/Solo uso editorial/Archivo

San Salvador, 31 ago (EFE).- Las autoridades de seguridad de El Salvador detuvieron a más de 300 personas por diversos delitos, lo que supone un «golpe sin precedentes» a las pandillas, según informó este lunes el fiscal general del país centroamericano, Raúl Meléndez.

«En los últimos días hemos dado un golpe sin precedentes a grupos terroristas que acechaban a los más vulnerables en sus casas, pequeños negocios o en el camino a sus trabajos», señaló el jefe del Ministerio Público.

Indicó que estas detenciones se dieron de manera «urgente» ante la reapertura de las actividades económicas y sociales en el país tras el confinamiento por la pandemia de la COVID-19.

«Estamos redoblando los esfuerzos por sacar de las calles a los criminales que se aprovechan de los salvadoreños» y «reitero, además, el compromiso de luchar contra la corrupción», apuntó el funcionario, sin entrar en detalles.

Una portavoz del Ministerio Público indicó a Efe que estas más de 300 detenciones se dieron desde el pasado 26 de agosto e incluye, además de supuestos pandilleros, a miembros de redes de traficó de personas, estafas y hurtos.

Los tribunales salvadoreños ordenaron prisión preventiva en el caso de 20 supuestos integrantes Mara Salvatrucha (MS13) acusados de extorsión, conspiración en el delito de homicidio y comercialización de droga.

También, un juzgado antimafia ordenó la misma medida contra 13 acusados de formar una red de tráfico de personas.

La MS13, grupo al que Estados Unidos busca eliminar, y el Barrio 18 poseen unos 60.000 miembros distribuidos en más de 600 células a nivel nacional.

Estas bandas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro administraciones. EFE