La viceministra de Seguridad anuncia que van a desengavetar los casos de Keyla Martínez y Angie Peña

0
329

Tegucigalpa.-La viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, dijo que van a desengavetar casos como el de las jóvenes Angie Peña y Keyla Martínez.

Indicó que “yo no voy a ir a entregar piñatas, voy a trabajar, y voy hacer con muchos casos que siguen guardados como el caso de estas dos chicas y muchas más denuncias que hay”.

“Los casos se turnan y quien decide es el fiscal y muchos se manejan en la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC)”, manifestó.

Señaló que la mora investigativa ha pasado de 85 por ciento a 86 por ciento en 18 unidades y hay muchos casos que se han quedado solamente en la denuncia y la mora genera un descontento.

Villanueva agregó “vamos a darle resultados a la población, porque creemos y estoy convencida de la educación y el traslado de conocimientos, la misma policía tiene una universidad y tiene que ser gestora”.

Además, apuntó que están buscando esas políticas públicas para que la población sea menos vulnerada, si la investigación criminal sigue siendo cómplice seguiremos en el mundo de la criminalidad.

Reiteró que “existe una preocupación grande para encontrar la seguridad a la población, hemos encontrado que la investigación criminal sigue siendo cómplice y de esa forma la impunidad seguirá imperando en el país”.

Angie Peña

La joven originaria de Tegucigalpa desapareció el 01 de enero tras realizar un paseo en una moto acuática en la playa de West Bay, en Roatán, Islas de la Bahía.

Desde aquel día, las autoridades de seguridad comenzaron a realizar los trabajos de búsquedas, sin tener hasta el momento pistas del lugar donde podría estar.

Una de las hipótesis más fuertes es que Peña sufrió un accidente en el mar Caribe y que la moto acuática fue arrastrada hasta Belice por las corrientes de agua.

Keyla Martínez

Keyla Martínez fue arrestada el 7 de febrero del presente año, por irrespetar un toque de queda y bajo la custodia policial fue encontrada sin vida 8 de febrero en una celda de la Esperanza, Intibucá en el occidente de Honduras.

Después de que se conociera este hecho la Policía Nacional dijo que la joven universitaria se había suicidado en la celda, mintiendo a los familiares que siguen pidiendo justicia. El Ministerio Público por medio de su autopsia dijo que lo de Keyla Martínez fue un asesinato por asfixia mecánica.