La Presidenta Xiomara Castro sostuvo reunión con la CIDH durante su visita a Honduras

0
840

Tegucigalpa.- Por invitación de la Presidenta Xiomara Castro, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH, realizó una visita in loco a Honduras, que tuvo como objetivo evaluar la situación de derechos humanos en el país.

La delegación de la CIDH, tras arribar al país el pasado lunes 24 de abril, liderada por su presidenta Margarette May Macaulay, sostuvo encuentros bilaterales con autoridades de la Secretaría de Derechos Humanos SEDH, así como con 27 instituciones estatales.

Como resultados de sus observaciones preliminares de la visita in loco en Honduras,, en informe de prensa, destacan aquellos desafíos y avances estructurales que tiene el país y que se relacionan con desigualdad y pobreza; salud; educación; violencia, con un impacto diferenciado en las mujeres; seguridad ciudadana; independencia del Poder Judicial; acceso a la justicia; y conflictos sociales, ambientales y agrarios.

Asimismo, dicen que de las reuniones sostenidas, se analizan problemáticas que afectan particularmente a grupos que se encuentran en situación histórica de discriminación y exclusión, como los pueblos indígenas y afrodescendientes, las mujeres, niñas, niños y adolescentes, personas de la comunidad LGBTI, personas mayores, en movilidad humana; defensoras; y privadas de libertad.

Además, la Comisión tuvo la oportunidad de sostener encuentros con los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, bancadas y Directiva del Congreso Nacional, representantes del Bajo Aguán, y entidades de sociedad civil que entregaron informes a la delegación.

“La Comisión reconoce que, en Honduras, los desafíos en derechos humanos se enfrentan a una realidad compleja en la que confluyen factores y problemas estructurales y de larga data, pendientes e impostergables”, concluye la CIDH, después de haber sostenido “87 reuniones con autoridades de los tres poderes del Estado; órganos autónomos, organizaciones de la sociedad civil, personas defensoras, pueblos indígenas y afrodescendientes, personas privadas de libertad, organismos internacionales, personas de la academia, periodistas y representantes del sector privado.

Según el informe preliminar, que se colige en un comunicado de prensa, informan que “recabó testimonios de víctimas de violaciones a los derechos humanos y sus familiares. Para mantener estas reuniones se trasladó a las ciudades de La Esperanza, Tegucigalpa, Tela, San Juan y San Pedro Sula, y visitó cuatro centros penitenciarios”.

Por otro lado, la Comisión agradece al Estado de Honduras la apertura al escrutinio internacional que se tradujo en la anuencia para realizar esta visita y en un diálogo al más alto nivel, franco y constructivo.

También agradece la información proporcionada por las diversas instituciones estatales y organizaciones de la sociedad civil, y valora la colaboración prestada por la Oficina Nacional de Organización de los Estados Americanos en Honduras, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y las demás Oficinas de Naciones Unidas.

Recomiendan que “es fundamental que el Estado propicie un diálogo sincero y abierto con todos los sectores, incluyendo a aquellas voces disidentes, y que garantice la participación activa de los grupos que históricamente han sido excluidos y discriminados en el país. Solo de esa forma el Estado podrá brindar una respuesta integrada que responda efectivamente a estas necesidades, y recuperar la confianza de toda la población en sus instituciones”.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.