La pandemia dejó sin renta en mayo a 9,7 millones de trabajadores brasileños

0
855
EFE

Río de Janeiro– Unos 19 millones de brasileños se quedaron temporalmente sin trabajo en mayo por las medidas de distanciamiento social impuestas para frenar el avance de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 y, entre ellos, 9,7 millones no tuvieron rendimientos en el mes, informó este miércoles el Gobierno.

Los datos fueron recopilados por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE) mediante un amplio sondeo para identificar los efectos de la pandemia en el mercado laboral en Brasil, el segundo país con más muertos (52.788) y más contagiados por COVID-19 (1,15 millones) en el mundo.

De acuerdo con el organismo oficial de estadísticas, el 22,5 % de los 84,4 millones de brasileños que cuentan con un empleo o una ocupación permaneció en su casa en mayo debido a las medidas de distanciamiento social.

De los que quedaron desocupados temporalmente, la gran mayoría eran informales: un 33,3 % se desempeñaba como empleado doméstico pero sin contrato formal, un 29,8 % trabajaba para el sector público pero igualmente sin contrato y un 22,9 % estaba vinculado informalmente a alguna empresa privada.

Por sectores, los más afectados fueron los empleados domésticos (28,9 %) y los trabajadores informales de empresas de alojamiento y alimentación (28,5 %).

Y unos 9,7 millones, prácticamente la mitad de los que fueron separados provisionalmente de sus trabajos (51,3 %), se quedaron sin rendimientos en el mes.

Esos 9,7 millones de trabajadores sin renta representan el 11,5 % del total de brasileños con empleo u ocupación en el país.

«Sabíamos que había un gran porcentaje de la población apartada del trabajo, pero no sabíamos que la mitad estaba sin rendimientos», admitió el coordinador del estudio del IBGE, Cimar Azeredo.

Según el IBGE, como consecuencia de esa eliminación de salarios, la renta mensual promedio de los trabajadores brasileños cayó un 18,2 % en mayo frente al mismo mes del año pasado, hasta 1.899 reales (unos 379,8 dólares).

El estudio mostró igualmente que 75,4 millones de brasileños con edad de trabajar no estaban ocupados ni buscando empleo en mayo, de los que un 34,9 % no lo procuraba pese a que le gustaría trabajar y un 24,5 % admitió que desistió de hacerlo por la propia pandemia.

La decisión de gran parte de esta población de desistir de buscar trabajo en este momento hizo con que el número de desempleados (personas que no están buscando empleo) en Brasil cayera desde 12,8 millones (12,6 % de la población activa) en abril hasta 10,1 millones en mayo (10,7 %).

Pero sumadas las personas desempleadas con las que no buscaron trabajo en mayo pero les gustaría trabajar, el número de desempleados efectivos en Brasil asciende a 36,4 millones.

El estudio mostró igualmente que, pese a la gran cantidad de trabajadores que se quedó sin renta, el 38,7 % de las familias brasileñas recibió en mayo algún tipo de ayuda financiara relacionada a la pandemia.

La principal ayuda fue el subsidio de 600 reales (unos 120 dólares) que el Gobierno distribuyó mensualmente entre abril y junio entre unos 60 millones de desempleados, informales y personas de escasos recursos para ayudarlos a paliar la crisis.

El Gobierno ya anunció que pretende extender este subsidio por dos meses más pero con un valor menor. EFE