La Iglesia católica critica la soberbia del hombre moderno y exhorta a los hondureños al diálogo espiritual

0
418

Tegucigalpa.- En la homilía de este domingo, el arzobispo de Tegucigalpa, monseñor José Vicente Nácher, criticó la soberbia del hombre moderno y exhortó al diálogo espiritual para poder discernir las respuestas prácticas que necesitamos encontrar.

El arzobispo ofició la misa dominical en la Catedral Metropolitana San Miguel Arcángel y en su reflexión criticó la soberbia del hombre moderno, la cual no le permite saber dónde está.

“El hombre moderno renuncia perezosamente a saber dónde va, porque su soberbia no acepta dónde está”, reflexionó.

Necesitamos con humildad y realismo reconocer dónde estamos y cómo estamos, expresar con sinceridad y sencillez a dónde queremos ir.

En ese sentido, apuntó que siempre debe ser Jesús la meta a seguir para poder llegar a la vida en plenitud junto al Padre.

La mayoría de las respuestas están en nosotros mismos porque somos pueblo escogido de Dios.

“A través del diálogo espiritual debemos discernir esas respuestas prácticas que necesitamos encontrar”, caviló.

Concluyó que Jesucristo es camino, verdad y vida y solo a través de él se forma un pueblo consagrado.

Jesús nos ha llamado de las tinieblas del pecado a la luz de la verdad porque en el amor de Dios hay lugar para todos, cerró.