La «diversidad» en la final de Miss Universo 2023, el punto de atención del certamen

0
474

Tegucigalpa.- Mucho se ha hablado en los últimos meses sobre la participación de mujeres transgénero, casadas y con hijos, y de una aspirante de talla grande en el Miss Universo 2023 que se desarrolla en El Salvador y cuya final tendrá como punto de atención la «diversidad».

La «inclusión» y la «diversidad» en el concurso, que se ha celebrado anualmente durante 71 años, comenzó a sonar desde octubre de 2022 cuando la magnate de los negocios y activista transgénero tailandesa Anne Jakapong Jakrajutatip compró Miss Universo.

Ahora, la mayor expectativa es si este Miss Universo pasará a la historia si es elegida y coronada una de estas mujeres diversas.

Miss Nepal, el espejo en el que se reflejan millones de mujeres

La representante de Nepal, Jane Dipika Garrett, hizo historia al ser la primera candidata de talla grande en desafiar las normas establecidas en los concursos de belleza, según lo han señalado diversos medios.

Aunque ha recibido muchas opiniones positivas en redes sociales y un gran apoyo en suelo salvadoreño, algunos usuarios también la han criticado al intentar justificar que no cumple con los estándares tradicionales de belleza para el concurso de Miss Universo.

Garrett tiene 22 años, es enfermera y, según informa en sus redes sociales, representa el movimiento ‘body positivity’, desafiando las expectativas establecidas en los concursos de belleza.

Su objetivo es simple: promover la aceptación del cuerpo en todas sus formas y tamaños.

Representación transgénero

En esta edición de Miss Universo hay dos candidatas que son mujeres transgénero: la representante de Países Bajos y la de Portugal.

Marina Machete, una asistente de vuelo de 28 años y activista por los derechos LGBT+, fue coronada Miss Portugal en octubre pasado.

«Orgullosa de ser la primera mujer trans en competir por el título de Miss Universo Portugal», escribió en su momento en las redes sociales antes de ganar el certamen de belleza.

En julio de este año, la neerlandesa Rikkie Kollé, una modelo trans de 22 años, se convirtió en la primera mujer transgénero coronada Miss Países Bajos.

No obstante, ni Machete ni Kollé serán las primeras transgéneros en participar por el título de Miss Universo. En 2018, Ángela Ponce se convirtió en Miss España y logró llegar a la final del certamen.

Casadas y con hijos

Con los más recientes cambios al reglamento, Miss Universo también abrió sus puertas a que participen representantes casadas y con hijos, entre ellas están la candidata de Guatemala, Michelle Cohn, y la enviada por Colombia, María Camila Avella.

Cohn, una modelo y empresaria de 28 años, se casó en 2016 y tiene dos hijos.

Avella, por su parte, es una modelo y presentadora colombiana de 28 años, se casó en 2020 y es madre de una niña. EFE