La cuarentena por coronavirus pone en peligro la vida de mujeres en Honduras

0
299
Según datos oficiales, más de 7.000 denuncias por violencia doméstica se presentaron en Honduras en marzo pasado, de los cuales 4.245 casos se registraron solo en la segunda quincena de ese mes.

Tegucigalpa- El confinamiento por el COVID-19 ha obligado a las mujeres en Honduras, donde 406 fueron asesinadas en 2019 y más de 70 este año, a encerrarse en casa con su principal agresor, su pareja, situación que amenaza la vida de muchas, especialmente las víctimas de violencia machista, según expertas.

La emergencia sanitaria ha puesto en evidencia el ambiente violento en el que viven muchas mujeres en el país, dijo a Efe la directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Migdonia Ayestas.

«En el hogar es donde deberían estar más seguras, pero es el lugar donde se propicia más violencia» contra ellas, enfatizó.

Cifras del Observatorio de la Violencia dan cuenta que cada 23 horas hay un asesinato de una mujer en Honduras, una cifra que «se mantiene pese a la pandemia», añadió.

VIOLENCIA DOMÉSTICA, EL PRINCIPAL PROBLEMA

La violencia doméstica es el «principal problema» al que se enfrentan las hondureñas, donde representan el 51 % de los 9,3 millones de habitantes, la gran mayoría pobres, enfatizó.

Según datos oficiales, más de 7.000 denuncias por violencia doméstica se presentaron en Honduras en marzo pasado, de los cuales 4.245 casos se registraron solo en la segunda quincena de ese mes.

El 15 de marzo, cuando el Gobierno hondureño decretó toque de queda, fue el día que más denuncias se presentaron por violencia machista (522).

«El riesgo vuelve más vulnerables a las mujeres frente a la violencia que pareciera que no deja huella, pero baja el autoestima y hace que ellas no denuncien», enfatizó Ayestas.

En 2019 fueron asesinadas 406 mujeres en Honduras, en la mayoría de casos abatidas con arma de fuego, según el Observatorio de la Violencia.

VIVIENDO CON EL ENEMIGO

Las autoridades han indicado a la población las medidas preventivas que deben tomar para detener la propagación del virus, pero, según Ayestas, no han planteado acciones para evitar la violencia machista y proteger a las mujeres.

Aseguró que muchas mujeres «viven con el enemigo» ante la falta de «rutas de escape» a la violencia machista, por lo que considera que la familia «puede ser un factor de contención».

La experta exhortó al sistema judicial a mejorar la investigación de las denuncias de violencia machista en medio de la crisis provocada por el coronavirus.

«Entendemos que hay que preservar la vida de los funcionarios, pero la vida de las mujeres está en juego y está día con día al filo de la muerte», enfatizó.

La Corte Suprema de Justicia de Honduras ordenó a los juzgados de Paz Penales y Civiles atender a partir de hoy «exclusivamente» casos de violencia doméstica durante la cuarentena.

ESCENARIO FUERTE

La violencia también pone en riesgo la integridad física y emocional de las mujeres, afirmó a Efe la directora de la ONG Grupo Sociedad Civil, Jessica Sánchez.

Antes de la pandemia de la COVID-19, según la activista, «la epidemia eran los feminicidios y la violencia doméstica» en Honduras.

«Nos enfrentamos a un escenario bastante fuerte, solo en marzo se registraron 17 feminicidios a pesar del encierro», subrayó.

En su opinión, las agresiones que sufren muchas mujeres por parte de sus parejas expone a la violencia a los niños y afecta su aprendizaje.

Ante esta situación excepcional, Sánchez propone activar una línea directa que brinde apoyo a víctimas de violencia doméstica y puedan denunciar las agresiones.

Recomienda además diseñar un protocolo de atención a víctimas doméstica durante la emergencia, trabajar de forma coordinada el Gobierno y las organizaciones de mujeres y apoyar los refugios para maltratadas.

VIOLENCIA GENERALIZADA

La tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes de Honduras creció de 41,4 casos en 2018 a 44,7 en 2019, según un informe del Observatorio de la Violencia de la UNAH.

El 2019, en el país se registraron 4.096 homicidios, mientras que en 2018 llegó 3.733, detalla el documento, que señala además que las armas de fuego, con el 72,7 %, fueron las más utilizadas para perpetrar las muertes el año pasado.

Incluidos los homicidios, la cifra global de muertes violentas en 2019 registradas por el Observatorio de la UNAH asciende a 7.604, y la principal causa de muertes violentas sigue siendo los homicidios, con el 53,9 % del global; seguida de los accidentes de tráfico, que en el año pasado dejaron 1.713 muertes (22,5 % ) y las muertes no intencionales, con 669 (8,7 %).

Se suman las muertes indeterminadas con 715 (9,4 %) y los suicidios, que ascendieron a 411 (5,4 %), añade el informe.

Según organizaciones feministas más de 70 mujeres han sido asesinadas este año en Honduras, donde la tasa de homicidios por cuestiones en 2019 fue de 8,6 fallecidas por cada 100.000. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here