La crisis en el sector Salud es orquestada por Libre para despedir al ministro José Manuel Matheu, señala Carlos Umaña

0
509

Tegucigalpa.– La crisis en la Secretaría de Salud por falta de presupuesto y empleos es ocasionada por el Partido Libertad y Refundación (Libre) con la intención de destituir al ministro José Manuel Matheu, dice el diputado del Partido Salvador de Honduras (PSH), Carlos Umaña, quien lamentó que la Secretaría de Finanzas no dejará el presupuesto necesario a la Secretaría de Salud para realizar las contrataciones necesarias.

“El que hace la ley hace la trampa, el Partido Libertad y Refundación a través de la Secretaria de Finanzas no dejo el presupuesto oportuno para que el doctor Matheu pudiera contrata personal de primera línea, no dejó el aumento presupuestado para las enfermeras y médicos”, declaró el también galeno.

Manifestó que esta situación “es una crónica de una muerte anunciada” del ministro de Salud por no tener el presupuesto necesario para no contratar más personas o despedir empleados y darle sus prestaciones.

Umaña indicó que esta situación es propicia para que haya una confrontación directa del ministro con los colectivos de Libre que aspiran a que se les de trabajo.

Hoy la Secretaría de Salud se encuentra en insolvencia para poderle cumplir las expectativas de aumento a todos, reprochó.

Una crisis anunciada, falta de gobernabilidad por falta de dinero, esto hace que el gremio médico, enfermeras y colectivos de Libre estén planificando tambores de guerra, puntualizó el congresista.

El diputado por el departamento de Cortés señaló que la situación causa que el ministro de Salud se vea incapaz de resolver una crisis y las autoridades del gobierno pidan su destitución.

Una crisis presupuestaria y de empleos hace que la cabeza del doctor Matheu este en una guillotina, remarcó.

Umaña consideró que esto está programado para generar una crisis y una gran tempestad para que la cabeza del ministro ruede.

Defendió al ministro de Salud de demostrar que las personas contratadas en los hospitales regionales no tengan la capacidad en sus puestos.