La Conferencia Episcopal llama al diálogo y no poner en riesgo el Estado de Derecho en Honduras

0
241

Tegucigalpa.- La Conferencia Episcopal de Honduras (CEH) pidió este lunes que se constituya «un diálogo sincero y abierto» entre la presidenta electa del país, Xiomara Castro, y las dos juntas directivas del Parlamento para buscar una salida a la crisis que han creado en el Legislativo.

El diálogo entre Castro y los dos grupos que aspiran a la presidencia del Congreso Nacional les permitirá «ponerse de acuerdo y encontrar un camino de solución que respete la ley y devuelva la serenidad y la paz, en orden a celebrar con alegría el comienzo de un nuevo Gobierno», indicó la CEH en un comunicado.

«El diálogo habrá de tener como objetivo la búsqueda y la realización del mayor bien posible y equitativo de todos los hondureños y no los intereses de personas, grupos o partidos», señalan los obispos.

Dos juntas directivas en propiedad del Parlamento hondureño fueron electas en la víspera, una en la sede del Legislativo, y otra en las afueras de Tegucigalpa, en medio de una nueva crisis política en el país.

Los obispos indicaron que después de las elecciones generales del pasado 28 de noviembre «ha habido un clima de paz y serenidad que a todos nos ha dado esperanza de caminar hacia un futuro mejor».

Sin embargo, en los últimos días «lamentablemente» se han celebrado «sesiones paralelas» del Congreso Nacional para elegir a los nuevos directivos de ese poder del Estado y, según expertos en derecho nacional e internacional consultados, «tememos que dichos procedimientos implican vicios de nulidad, poniendo en riesgo un proceso que se ha venido desarrollando en paz y respeto de la ley», subraya el comunicado.

En opinión de los obispos, las delegaciones invitadas a la investidura de Xiomara Castro, el 27 de enero, llegarán al país como representantes de un «Estado a otro Estado, no vienen por una persona».

«Si el Estado de derecho no se respeta, peligra esa misma transición democrática, ya nos lo recuerda la palabra de Dios: Todo reino dividido contra sí mismo va a la ruina», señaló la CEH.

Los obispos indicaron que la violencia de cualquier tipo, física o verbal, debe «desterrarse» de la cultura hondureña, pues «sólo conduce al odio y al dolor».

«Todos somos hijos del mismo padre Dios y, por consiguiente, somos hermanos hondureños. Podemos pensar diferente, pero eso no nos hace enemigos unos de los otros. ante los intereses particulares debe prevalecer el bien común», destacaron los religiosos.

La CEH anunció que este martes iniciará la Novena en honor a la virgen de Suyapa, la patrona de Honduras, y exhortó a los fieles a que oren «intensamente a nuestra Señora y pidamos con fe que se pueda superar esta crisis lo más pronto posible».

«Pedimos a Dios, por intercesión de nuestra santísima madre, que bendiga a Honduras», añade la declaración. EFE