Instalan un hospital móvil en un municipio hondureño afectado por el COVID-19

0
575
Copeco adquirio dos centros de atención primaria a un costo total de 223,353.16 dólares.

Tegucigalpa– El Gobierno de Honduras informó este sábado de la instalación de un hospital móvil en el municipio de Villanueva, departamento de Cortés, Caribe, uno de los más afectados por la propagación del COVID-19 en el país centroamericano.

El hospital fue instalado bajo la supervisión del titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Gabriel Rubí, quien destacó la necesidad de ampliar las capacidades de la Secretaría de Salud en Villanueva.

«La instrucción del presidente (hondureño Juan Orlando) Hernández ha sido fortalecer el sistema de salud ante el rápido contagio del COVID-19, por esa razón se instaló este hospital móvil que servirá para atender a pacientes de Villanueva y municipios aledaños», subrayó.

Según el último reporte del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), los casos confirmados de coronavirus en Honduras ascendieron de 382 a 392, mientras que 24 han fallecido.

De los 392 pacientes diagnosticados con COVID-19, 121 se encuentran hospitalizados, de ellos 82 están en condición estable, 21 en situación grave y 18 en unidad de cuidados intensivos. Los restantes están bajo seguimiento del personal de Salud Pública, según el informe del Sinager, que registra siete recuperados.

SIETE HOSPITALES MÓVILES

Según las autoridades, el hospital fue comprada en Estados Unidos a un coste de 5,5 millones de lempiras (222.222 dólares).

El hospital dispone de 20 personas, un sistema que permite «limpiar y purificar el aire», un área para pacientes graves y moderados, completamente climatizada, y una recepción de enfermería.

«Nosotros afortunadamente comenzamos una preparación logística desde febrero de este año y logramos adquirir equipos y de estas estructuras a tiempo, hoy por hoy países como Estados Unidos han nacionalizado sus productos, eso quiere decir que las adquisiciones de equipos médicos son más complejas», explicó Rubí.

El centro será atendido por médicos y enfermeras capacitados en el manejo de pacientes COVID-19, indicó Rubí, quien señaló que se instalaran al menos otros seis hospitales similares.

El Gobierno hondureño tiene previsto instalar más de 250 sitios para personal sanitario pueda descansar y aislar a personas asintomáticas que han estado en contacto con pacientes confirmados.

QUEDARSE EN CASA, DEMOSTRACIÓN DE AMOR AL PRÓJIMO

El presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras, Ángel Garachana, dijo hoy a periodistas que quedarse en casa como medida para frenar la expansión del coronavirus es una demostración de «amor al prójimo».

“Hay personas, familias, vecinos que se toman a la ligera esta normativa, no piensan que pueden contagiarse ellos y contagiar a otros”, subrayó.

El religioso indicó que al incumplir la medida de permanecer en casa aumentan los casos confirmados de COVID-19.

“Es una exigencia del amor al prójimo quedarse en casa y contribuir a que otros no salgan. Por amor a Dios, por amor al prójimo, por amor a ti mismo quédate en casa”, enfatizó Garachana.

El departamento de Cortés es el que registra más casos de contagiados, 265 de los 392 registrados a nivel nacional y 16 muertos, según cifras oficiales. EFE