Iglesia católica reprocha el consumismo compulsivo y ambición de poder

0
610

Tegucigalpa.- En el cuarto domingo de cuaresma y en el marco de la Semana Santa la Iglesia Católica reprochó el consumismo y la ambición de poder que se suscita en la actual sociedad y pidió, al igual que el hijo pródigo, volver al Padre.

En la homilía dominical monseñor Teodoro Gómez, obispo auxiliar de Tegucigalpa, expresó que al salir de uno mismo se suscita la necesidad de llenar el vacío de alguna manera, puede ser malgastando las riquezas, el consumismo compulsivo y la ambición de poder y tener.

Lo mismo sucedió con el hijo pródigo, reflexionó al tiempo que dijo que el placer inmediato deja vacío y una profunda desolación.

Al buscar una autonomía absoluta, lejos del Padre Dios, nos encontramos con un rotundo fracaso, apostilló.

Con Dios lo tenemos todo, por eso es necesario regresar al Padre, esgrimió el obispo auxiliar de Tegucigalpa.

El religioso también recriminó la violencia en el país así como en el mundo con la guerra entre Rusia y Ucrania.

El sacerdote caviló la parábola del hijo pródigo y preguntó ¿habrá una manera más hermosa de sentir a Dios sino como muestra la parábola?, a lo que respondió el padre recibe al hijo con besos.

Entonces el hijo cae en cuenta dolorosamente de su pecado y dice Padre he pecado contra el cielo y contra ti, en otras palabras me he equivocado de camino y he malgastado mi vida, meditó. Necesitamos ponernos en la verdad y reconocer nuestra fragilidad, continuó.

Acotó que al vivir el cuarto domingo de cuaresma se convierte en una ocasión propicia para evaluar a nivel personal y comunitario hasta qué punto se ha tomado en serio este tiempo de gracia.

Enfatizó que durante este tiempo previó a la Semana Mayor la palabra de Dios llama seriamente a la conversión y volver a Dios con un corazón arrepentido, así como el hijo menor de la parábola.