Honduras suma 789 muertos por COVID-19 y 28.579 contagios

0
586
Una mujer busca atención medica en un centro de salud, el pasado 8 de julio del 2020, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/Gustavo Amador

Tegucigalpa– La cifra de muertos en Honduras a causa de la COVID-19 ascendió este lunes a 789, mientras que los casos de contagios a 28.579, informó el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

El organismo estatal indicó en cadena nacional de radio y televisión que este lunes fueron confirmados quince nuevos decesos, con los que ya suman 789, y que de 1.343 pruebas de laboratorio PCR, 489 dieron positivo, para elevar el número de contagios a 28.579.

Los departamentos de Cortés y Francisco Morazán, en el norte y centro del país, siguen siendo los principales epicentros de la pandemia, que desde marzo afecta al país centroamericano, que tiene una población de 9,3 millones de habitantes.

La mayor incidencia de casos se registra en San Pedro Sula (Cortés) y Tegucigalpa (Francisco Morazán), las dos ciudades más importantes y las de mayor población del país.

El Sinager también registró este lunes 1.379 personas hospitalizadas, de las que 927 permanecen en condición estable, 402 graves y 50 en unidades de cuidados intensivos.

En lo que respecta a los pacientes recuperados de la mortal enfermedad, el Sinager indicó que han ascendido a 3.123 con 166 nuevos casos.

HOSPITALES MÓVILES SIGUEN EN PUERTO

El pico de la pandemia de COVID-19 en Honduras sigue en alza, con centenares de contagios y decenas de muertos cada día, mientras que los dos hospitales móviles, de siete, comprados a una empresa de Turquía, que el viernes llegaron al país, permanecen en Puerto Cortés, porque no aparecen los documentos originales de compra que se requieren para sacarlos.

Los dos nosocomios son parte de siete comprados por el Gobierno hondureño a través de Inversiones Estratégica de Honduras (INVEST-H), un organismo que, hasta hace dos semanas su director ejecutivo fue Marco Bográn, quien está siendo investigado por el Ministerio Público porque supuestamente incurrió en actos de corrupción en la adquisición, según denuncias de organizaciones de sociedad civil.

Bográn ha rechazado las acusaciones y, según el Ministerio Público, durante una investigación hecha en la residencia de la madre de Bográn, se halló documentación y otro tipo de información ligada a la compra de los hospitales, que mucha falta le hacen al país, cuyo coste -de los siete- ronda los 48 millones de dólares.

La nueva titular de INVEST-H, Evelyn Bautista, sin precisar detalles, indicó que la factura original de los dos hospitales descargados en Puerto Cortés, en el Caribe hondureño, la estaría recibiendo hasta hoy, pero después se informó de que será hasta el miércoles, lo que ha levantado más suspicacia entre diversos sectores sociales de Honduras.

El Ministerio Público se mantiene firme en que nada de los 78 contenedores que trajo el barco desde Turquía puede salir del puerto si no se coteja lo que llegó con la factura original, la que se supone debió venir en el mismo barco.

Además, en principio se dijo que los hospitales serían instalados por técnicos que vendrían de Turquía, pero según indicó Bautista, la empresa que sirvió de mediadora en la compra, contratará a una empresa para que los arme, en San Pedro Sula y Tegucigalpa.

En la operación de compra también está implicado el guatemalteco Axel López, quien según Bautista, hasta este lunes le estaría enviando la factura original de la compra de los dos hospitales móviles.

Bautista señaló, además, que los cinco nosocomios móviles restantes estarán llegando a finales de agosto, en dos barcos, después de que la compra fue hecha en abril.

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), uno de los entes que ha denunciado la presunta corrupción en la compra de los hospitales, indicó el domingo que, «con nuestra experiencia en investigación, podemos presuponer que se está reconstruyendo información, con el objeto de obstruirse la investigación instruida por el ente persecutor del delito y evitar futuros requerimientos fiscales contra los involucrados».

El CNA y otros organismos de sociedad civil como la Asociación por una Sociedad más Justa (ASJ), el coste de los siete hospitales habría sido sobrevalorado.