Honduras registró una inflación del 0,28 % en junio y acumula un 1,83 %

0
587

Tegucigalpa.- La inflación mensual de Honduras se situó en junio en 0,28 %, por debajo del 0,44 % registrado en el mismo mes de 2020, mientras que la acumulada asciende a 1,83 % en el primer semestre del año, según datos publicados este sábado por el Banco Central (BCH).

El organismo indicó que el comportamiento de los precios durante junio está relacionado con los incrementos registrados en los alimentos y bebidas consumidos fuera del hogar, los combustibles, algunos alimentos no preparados, así como en muebles y artículos para el hogar.

La variación interanual subió hasta el 4,67 %, superior al 2,65 % reportado en junio del año pasado.

Señaló que el sector de hoteles, cafeterías y restaurantes, con 0,08 puntos porcentuales, fue el que más influyó en el comportamiento de la inflación en junio.

Se suman alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles, con 0,05 puntos porcentuales; muebles y artículos para el hogar (0,04), transporte y alimentos y bebidas no alcohólicas (también con 0,04 puntos), agregó el ente emisor de Honduras.

La institución destacó que todas las regiones del país registraron «presiones inflacionarias» en abril, principalmente por el crecimiento en el precio de combustibles de uso vehicular, pasaje aéreo y alquiler de vivienda.

La región con el mayor incremento en junio fue la central, con 0,82 %, donde influyó más el alza en los combustibles, muebles, electrodomésticos, alimentos y algunos artículos de cuidado personal.

La zona norte metropolitana registró una inflación de 0,51 % debido al aumento en el precio en algunos alimentos consumidos fuera del hogar y de muebles y electrodomésticos.

El resto de las regiones reportaron inflaciones: occidental (0,41 %), oriental (0,35 %) y central metropolitana (0,26 %), detalló el organismo.

Honduras cerró 2020 con una tasa de inflación del 4,01 %, en el rango previsto por las autoridades económicas.

El BCH prevé que la inflación se ubique en 4 % al cierre de 2021, considerando que se mantendría «una brecha de producto negativa, lo que representa menores presiones inflacionarias por el lado de la demanda agregada».

Para 2022, según el emisor, se prevén presiones inflacionarias moderadas por la demanda agregada, en línea con la recuperación de la actividad económica. EFE