Honduras ha decomisado más de 68,5 toneladas de cocaína y marihuana este 2023

0
436

Tegucigalpa.- Más de 68,5 toneladas de cocaína y marihuana ha decomisado este año Honduras y ha destruido al menos cuatro laboratorios para procesar drogas y más de 430.000 arbustos de coca, informó este sábado una fuente militar.

Las fuerzas de seguridad incautaron unos 400 kilos de cocaína en diferentes operaciones antidrogas en el país, dijo a periodistas el portavoz de las Fuerzas Armadas de Honduras, José Coello.

Del total de cocaína, al menos 200 kilos fueron decomisados el jueves en la comunidad de Santa Elena, municipio de José Santos Guardiola, Islas de la Bahía, en el Caribe de Honduras, y hoy fueron trasladados a Tegucigalpa en una avioneta de la institución armada.

 Además, han sido decomisadas «más de 150.000 libras de marihuana» (68.181 kilos) y desmantelados al menos cuatro laboratorios para procesar drogas, añadió.

Las fuerzas de seguridad del país centroamericano también han cortado e incinerado más de 430.000 arbustos de hoja de coca en diferentes operaciones antidrogas.

La droga y los laboratorios han sido incautados y destruidos, respectivamente, en el marco del escudo aéreo, marítimo y terrestre que las autoridades hondureñas pusieron en marcha en 2014 para reducir el tráfico de drogas procedentes de América del Sur, precisó el portavoz militar.

El escudo aéreo es ejecutado por Honduras de manera unilateral, mientras que en el marítimo cuenta con el apoyo de Estados Unidos mediante un guardacostas en aguas internacionales colindantes con las del país en el Caribe.

Agentes de la Policía Nacional, la Policía Militar de Orden Público y otras instituciones desarrollan el escudo terrestre.

Por su posición geográfica, Honduras, principalmente el Caribe, es utilizado por narcotraficantes internacionales que envían cargamentos, especialmente de cocaína, a Estados Unidos, en avionetas y embarcaciones rápidas.

En 2022, según las autoridades de Honduras, fueron decomisadas unas 15 toneladas de drogas y se destruyeron una veintena de pistas de aterrizaje clandestinas que se presume eran utilizadas por narcotraficantes para llevar sustancias ilegales a México y Estados Unidos. EFE