Honduras, el país más afectado por Eta e Iota

0
905

Tegucigalpa – Por si fuera poco la crisis derivada de la pandemia, Centroamérica fue azotada a inicios de noviembre por Eta y, dos semanas después, por Iota, que dejaron unos 200 muertos, desaparecidos y una millonaria destrucción en infraestructura y cultivos, con especial afectación en Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador.

Hasta ahora la región no cuenta con un reporte oficial de las pérdidas que dejaron los fenómenos naturales, pero para Mossi es evidente que los daños en Honduras y Guatemala son «extremadamente severos y profundos».

En el caso de Honduras, añadió, los daños de Eta e Iota en el área urbana «fueron muy severos» y afectaron a más de dos millones de personas, mientras que en Guatemala hay zonas donde las autoridades «todavía no han llegado» por el difícil acceso.

«En severidad (de daños), Honduras ve muy mal, principalmente en la zona norte, y por supuesto quienes más sufren son las personas más vulnerables, las que viven a orillas de los ríos o en montañas que han sido deforestadas y han sido víctimas de deslizamiento, pero eso también se aplica a Guatemala, Belice», explicó.

Honduras requiere más de 3.000 millones de dólares para su reconstrucción, señaló Mossi, quien indicó que el BCIE pondrá a disposición del país más de 1.000 millones de dólares para ese plan.

El BCIE se enfocará, a petición del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, en lo que «sabe hacer mejor, infraestructura», por lo que apoyará a Honduras en la reconstrucción de caminos dañados, cuya inversión rondará los 200 millones de dólares, agregó.

«Somos el primer banco que hemos respondido al reto que el Gobierno ha lanzado, nos sentimos muy orgullosos de haber reaccionado con la rapidez que los hicimos», enfatizó Mossi, quien espera que la vacuna contra la covid-19 llegue «pronto» a Honduras para disminuir la incidencia del virus y el país se enfoque en la reconstrucción EFE