Honduras dará 14,4 millones dólares a Alcaldías para entregar comida a pobres

0
594
El presidente Hernández le agradeció a Donald Trump el apoyo que Estados Unidos le ha venido brindando a Honduras en diferentes áreas, entre ellas la orientada a la lucha contra el coronavirus.

Tegucigalpa, 29 mar (EFE).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo este domingo que el Gobierno repartirá 355 millones de lempiras (14,4 millones de dólares) a las Alcaldías del país para que distribuyan alimentos a las familias pobres y afectadas a causa de la crisis por el coronavirus.

En cadena nacional, el gobernante indicó que ha pedido a los alcaldes del país que formen parte de la campaña «Honduras Solidaria», impulsada por el Ejecutivo para llevar alimentos a las familias más necesitadas durante la emergencia por el COVID-19.

Explicó que las familias del Distrito Central, que conforman las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela; Choluteca, La Ceiba y San Pedro Sula, seguirán siendo atendidas de manera centralizada bajo la metodología de «casa por casa».

Hernández indicó que el Gobierno transferirá 355 millones de lempiras (14,4 millones de dólares) a las Alcaldías para que apoyen a 712.744 familias pobres y sin acceso a alimentos durante la emergencia por el coronavirus.

«Estamos robusteciendo la operación Honduras Solidaria y los alcaldes tienen el compromiso de operar el Comité de Emergencia Municipal para que junto a la sociedad civil puedan hacer esta operación, privilegiando al productor local», enfatizó.

Militares hondureños comenzaron la semana pasada a entregar 800.000 raciones de alimentos como parte de la operación «Honduras Solidaria», que busca atender a unos 3,2 millones de personas.

Los alimentos se entregan desde el miércoles «casa por casa» para evitar que la gente salga y así evitar la propagación del coronavirus, que en el país centroamericano afecta a 110 personas y ha causado tres muertes, según cifras oficiales.

TIEMPOS DIFÍCILES

El Gobierno tiene previsto entregar una segunda ración de alimentos a las familias pobres dentro de quince días, siempre bajo la coordinación de las Fuerzas Armadas y la Policía.

El gobernante hondureño indicó que el Tribunal Superior de Cuentas se encargará de que la operación se desarrolle «de forma transparente» y «con la agilidad que esto requiere».

«Esta es una situación sumamente difícil, que comenzamos a enfrentar, vienen tiempos más difíciles, pero juntos, sin distingo de ninguna naturaleza, siendo lo más transparente posible, incluyendo a todos los sectores, es que vamos a salir mejor de esta situación», enfatizó.

Destacó además que la crisis que vive el país «es difícil», pero «la vamos a lograr gerenciar de la mano de Dios, unidos todos y haciendo el mejor esfuerzo».

Instó además a la población a acatar el toque de queda absoluto que hoy ha sido extendido hasta el próximo 12 de abril y «no desafiar» a las autoridades al salir de casa.

Las fuerzas del orden tienen que «ser estrictos y hacer cumplir las disposiciones», señaló Hernández, quien pidió a la ciudadanía que se quede en casa para frenar la propagación del virus.

«Los niveles de contagio de esta enfermedad no los habíamos visto nunca, por eso, por su salud, la de su familia, siga al pie de la letra las indicaciones», apuntó el presidente hondureño. EFE