Héctor Zelaya oficializa su cargo como presidente de la CONFI, con promesas de transparencia y eficiencia

0
654

Tegucigalpa.- Héctor Zelaya ha oficializado su cargo como presidente de la Comisión Nacional del Ferrocarril Interoceánico (CONFI) con la emisión de su primer comunicado presidiendo esta comisión.

El decreto PCM 08-2024, publicado en el Diario Oficial La Gaceta, marca un hito en la lucha contra la corrupción y los planes fallidos que han caracterizado el proyecto del Ferrocarril Interoceánico durante los últimos 170 años.

Zelaya ha declarado que este decreto tiene como objetivo principal poner fin a décadas de corrupción y garantizar la transparencia en la gestión del proyecto. A través de este comunicado, se establece un marco regulatorio que prioriza el interés nacional en la propiedad y funcionamiento del ferrocarril, cumpliendo con las normativas internacionales de transparencia y la Ley de Contratación del Estado.

La CONFI estará integrada por cinco instituciones del Estado y tendrá la responsabilidad de planificar y formular el proyecto del Ferrocarril Interoceánico. Se constituirá como una entidad desconcentrada, adscrita a la Presidencia de la República, con independencia funcional, técnica, administrativa y presupuestaria.

Además, se encomienda a la CONFI la tarea de nombrar una Mesa Técnica que apoye en la formulación del proyecto y elaborar una ley para la creación de la Empresa Gran Nacional, encargada de llevar a cabo este proyecto de vital importancia para la nación.

Héctor Zelaya, hijo de la presidenta Xiomara Castro, ha expresado su confianza en el proyecto, destacando la agilidad y transparencia que caracterizan su liderazgo.

Sin embargo, a pesar de los logros destacados por Zelaya, algunos sectores han expresado preocupación por la imparcialidad y la objetividad en la gestión de la comisión, dado su vínculo familiar con la presidenta. Esto plantea interrogantes sobre la equidad en la toma de decisiones y el manejo transparente de los recursos relacionados con el proyecto del Ferrocarril Interoceánico.

El desafío para Zelaya y la CONFI será demostrar a la población y a los críticos la eficacia y transparencia de su gestión, garantizando que el proyecto del Ferrocarril Interoceánico se convierta en una realidad que impulse el desarrollo y la conectividad del país, dejando atrás décadas de corrupción y planes fallidos.