Gran parte de las protestas y confrontaciones tienen como protagonista a Libre, señala Julieta Castellanos

0
342

Tegucigalpa.- Una característica del partido Libre es que desde que se oficializó ha tenido un escenario de confrontación política, inestabilidad e ingobernabilidad, y hoy día la gran parte de las protestas y confrontación tienen como protagonista al partido en el gobierno, expone la socióloga Julieta Castellanos en un escrito que titula “Libre y el conflicto como forma de existencia”.

 «La particularidad en este periodo de gobierno, es que gran parte de la confrontación, la protesta y hasta la violencia tienen como protagonistas a actores endógenos del partido que gobierna».   

Castellanos recuerda que el presidente Zelaya se ha manejado entre la confrontación y la crisis, ya sea como poder oficial o como poder fáctico; y su lucha tiene su origen en la consulta de la Cuarta Urna.

Con el triunfo llegó la confrontación

Asimismo, el escrito de la exrectora de la UNAH, anota que el poder divide. Recuerda que Libre se quebró por el núcleo, cuando el diputado Jorge Calix (M-28) logró juntar a 22 diputados para impulsar y lograr ser electo presidente del CN por unos días. Calix arrancó la mayor cuota de poder: dos embajadas, tres instituciones del Estado y una magistrada en la CSJ.

Y las victorias políticas no llenan a todos, satisfacen al núcleo del M-28, el FRP y POR Y SOMOS+, básicamente; las bases del partido quieren empleo.

Segun el analisis por ello es que algunos reclaman más, y tampoco hay para todos, por eso hemos visto a diputados apedreando oficinas gubernamentales, denunciando a funcionarios, pidiendo destituciones, y animando tomas y protestas violentas. Esta confrontación es motivada por las demandas internas de Libre, no es resultado de la insatisfacción con el plan político e ideológico de Libre.

Otros reclamos, demandas, conflictos, inestabilidad y violencia, provienen de los desempleados, despedidos, transportistas, maestros, gremios del sistema de salud, invasores de tierra, fiscales, y pobladores, etc. Algunos de estos grupos fueron clave en las movilizaciones convocados por Libre desde el 2017, sobre todo, aquellas movilizaciones violentas, que llegaron hasta incendiar contenedores llenos de productos agrícolas.

Libre no preguntaba de dónde procedían ni lo que hacían, y entre más violentos, más cercano podía estar el éxito. Hoy le facturan.

En el análisis la especialista remarca que ya en las iniciativas de marzo trasladan la demanda y la confrontación del interior de Libre y del gobierno hacia el sector privado, al COHEP y las Cámaras de empresarios.

 Hemos visto ataques, señalamientos y respuestas; veremos la capacidad orgánica de las partes y de la ciudadanía para hacer propuestas. Y por ahora, les ha sorprendido que la Embajada no haya reaccionado de acuerdo con la esperado frente a la ruptura con Taiwán y con la aterrizada de China.

En cuanto a la última decisión de las relaciones diplomáticas con China, esto no es un problema por ser comunista, porque no lo es. China es un problema por ser un Imperio Autocrático. Sin duda, esta decisión nos coloca entre los intereses geopolíticos de las dos potencias, remarca.

Finalmente, la rectora concluye que “Ojalá haya debate y propuesta, eso es lo que se necesita para resolver los problemas del país”.