Expulsión de Jorge Cálix es el peor error político cometido por ‘Mel’ Zelaya’, dice Adolfo Facussé

0
469

Tegucigalpa.- Según el empresario Eduardo Facussé, la expulsión de Jorge Cálix del partido Libertad y Refundación (Libre) es «el error político más grande que pudo haber cometido hasta ahora ‘Mel’ Zelaya», (coordinador general del instituto político).

»El propósito de evitar que la aspiración de Calix requiriera de elecciones internas en el Partido Libre fue el detonante de un conflicto mal manejado y que ya los está dividiendo, haciendo que muchos busquen retornar al Partido Liberal», manifestó Facussé.

»Libre ha provocado un conflicto que está siendo mal gestionado»
Facusse señala, a través de X (antes Twitter), que esta acción ha provocado un conflicto que, desde su perspectiva, ha sido mal gestionado dentro de Libre, resultando en divisiones significativas y en un éxodo de miembros hacia el Partido Liberal.

»El Partido Libre, por sus nexos con los sistemas autoritarios cubano y venezolano, sin descartar el orteguista, se ha ido acomodando a la idea del Líder Supremo, que es el que concentra todo el poder y que considera enemigo a quienes se lo disputan», afirmó Facussé, subrayando la falta de democracia interna en la institución política.

»Cálix representa un desafío directo»
El empresario enfatizó que Jorge Calix representa un desafío directo a la decisión unilateral de imponer una candidatura sin necesidad de elecciones internas, dada su popularidad y respaldo electoral previo como diputado.

»Mel Zelaya posiblemente pensó que Calix se sometería, pero este se ha revelado, no por nada fue el candidato a diputado que más votos ha logrado en la historia del país y que tiene ideas muy distintas a las que sostienen los más radicales de ese Partido, ideas que están siendo cuestionadas por grandes sectores del país», agregó.

La decisión de Calix de regresar al Partido Liberal, junto con otros miembros de Libre, es vista como un reconocimiento al atractivo perdurable del liberalismo en Honduras.

Facusse sugirió que este movimiento podría fortalecer las perspectivas electorales de Calix y, simultáneamente, debilitar al Partido Libre.

«El regreso de Calix es una pérdida para Libre, ya que no solo representa la atracción del liberalismo para figuras prominentes, sino que también augura un aumento en su base de votantes», concluyó Facussé.