Estados Unidos formaliza la acusación contra “El Viejo Dan”, “El Porkys” y otros líderes de MS-13

0
1113

Nueva York.- El hondureño David Campbell, uno de los principales proveedores de drogas y armas a la MS-13 en ese país y extraditado este martes a EE.UU., fue acusado este miércoles por varios delitos en una corte federal en Nueva York junto a otros altos líderes de esa pandilla.

La Fiscalía federal para el distrito Sur de Nueva York informó en un comunicado que acusó a Campbell, conocido como ‘Viejo Dan’ y ‘Don David’, de 57 años, por delitos de extorsión, narcóticos y armas de fuego.

También fue acusado Yulan Andony Archaga Carías, máximo líder de la MS-13 en Honduras, conocido ‘Alexander Mendoza’ y ‘Porky’, que figura en la lista de los fugitivos más buscados del FBI, la DEA y el Departamento de Seguridad Nacional (HSI).

Campbell y Archaga Carías fueron previamente acusados -en ausencia- en 2021 en la corte federal para el distrito Sur en Manhattan de delitos de extorsión, tráfico de narcóticos y armas de fuego.

Posteriormente, Archaga Carías fue incluido en la lista de los diez fugitivos más buscados y el Departamento de Estado ofreció una recompensa de 5 millones de dólares (4.6 millones de euros) por información que llevara a su arresto, que sigue vigente.

Otros a quienes se presentaron nuevos cargos son Juan Carlos Portillo Santos, conocido como ‘Juancy’ de 35 años; Víctor Eduardo Morales Zelaya, o ‘Cuervo’, de 49, y Jorge Alberto Velásquez Paz, o ‘Chacarrón’, de 41, por delitos de extorsión, armas de fuego y narcotráfico.

Portillo Santos y Velásquez Paz están detenidos en Honduras mientras Archaga Carías y Morales Zelaya siguen prófugos.

Según la acusación, como líder de más alto rango de la MS-13 en Honduras, Archaga Carías está a cargo, entre otras cosas, de las operaciones de narcotráfico de la pandilla; ordenar y coordinar actos de violencia, incluidos numerosos asesinatos y el blanqueo de ingresos procedentes de la droga.

Morales Zelaya y Velásquez Paz son estrechos colaboradores de Archaga Carias y coordinaron cada uno el negocio del narcotráfico, actos de violencia (incluidos asesinatos) contra rivales y el movimiento de ganancias de las actividades del grupo.

Las operaciones de narcotráfico de la MS-13 en Honduras incluyen el procesamiento, recepción, transporte y distribución de varias toneladas de cocaína enviadas a través de Honduras hacia Estados Unidos.

Archaga Carías y otros miembros y asociados del grupo también brindaron protección a otras organizaciones para el transporte de droga a través de Honduras, con destino a este país.

Campbell era uno de los principales proveedores de la cocaína y armas, incluidas ametralladoras.

Como asociado y confidente cercano de Archaga Carías, planeó y coordinó actos de represalia junto al líder de la pandilla y le ayudó a establecer negocios para lavar las ganancias de la droga a través de empresas que poseían o controlaban, incluso a través de bancos en Estados Unidos.

De ser declarados culpables, Campbell, Archaga Carías, Portillo Santos, Morales Zelaya y Velásquez Paz enfrentan una pena máxima de cadena perpetua y una mínima obligatoria de 40 años de prisión. EFE