En 35 y 39 % se dispara el costo de alimentos en el oriente y occidente de Honduras

0
394

Tegucigalpa.– No obstante, en la zona central de Honduras se registra una disminución de precios en algunos de los productos alimenticios básicos, según informes del Banco Central.

Los valores de los bienes de consumo y servicio son mayores en los departamentos de las regiones oriental y occidental del país.

Esto es lo que se deduce de los informes oficiales que indican que los mayores indicadores inflacionarios se registraron en las zonas oriental y occidental, donde el costo de los alimentos subió entre 0.35 y 0.39 por ciento al término de abril.

En contrapeso, los departamentos de Choluteca y Valle, localizados en la parte sur, presentaron un menor ritmo en el crecimiento de los precios al consumidor de la cesta de productos básicos, aunque sí tuvieron subidas en el precio de las bebidas.

En el centro del país se reportó una disminución en el valor de algunos bienes de consumo como los huevos, la harina de trigo, el maíz y algunas frutas y verduras, explica un informe del Banco Central.

La inflación mensual se desaceleró y se situó en 0.19 por ciento, mientras que la acumulada en 2023 se ubicó en 2.03 por ciento y la interanual marcó 7.44 por ciento.

El boletín del Banco Central expone que este comportamiento está relacionado con los menores precios observados principalmente en algunos alimentos, combustibles y energía eléctrica.

Los rubros que han mostrado mayor variación son los de cuidado personal, transporte, alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles.

Los reportes de la institución que tiene responsabilidad directa en la política monetaria y cambiaria concluyen que en marzo y abril se observó una desaceleración en el índice inflacionario.

Durante abril de 2023, continuó por segundo mes consecutivo la desaceleración de la inflación en la mayoría de las regiones respecto al mes anterior; no obstante, destacan las presiones generalizadas en los artículos de cuidado personal y algunos servicios de transporte.

En los primeros cuatro meses de este año, la inflación subyacente fue de 6.94 por ciento; esto es, el movimiento de los precios de la cesta básica en un corto plazo, sin tomar en cuenta la energía eléctrica.

Según los datos comparativos, el 51 por ciento de la inflación interanual se debe a los factores de choque externo. Si el índice inflacionario acumulado de abril de 2022 al mismo mes de 2023 es de 7.44 por ciento, entonces el 3.5 por ciento depende de causas que no son internas.

El elevado costo de vida es considerado como uno de los peores castigos para los sectores desposeídos, en particular para cinco de cada diez hondureños que se encuentran en la pobreza extrema, porque no tienen ninguna fuente de ingresos para asegurar su alimentación.