El Tigre Bonilla asesinó a Franklin Arita porque le impedía el paso de droga a Ardón, según declaraciones en juicio

0
574

Tegucigalpa.- Alias ‘Chande’ o ‘Doble A’, es un capo confeso y testigo clave de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, quien está acusando a JOH de tres cargos vinculados al narcotráfico y uso de armas.

Durante sus declaraciones, Ardón narró que cuando pretendían transportar un cargamento de cocaína del mexicano Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, condenado a cadena perpetua por narcotráfico en 2019 en Nueva York, desde San Pedro Sula, Cortes, a Guatemala, un narco llamado Franklin Arita prohibió el paso de la mercancía.

Al ser este un problema, el exedil se lo comentó a Juan ‘Tony’ Antonio Hernández, hermano de JOH condenado a cadena perpetua por narcotráfico en 2021 en Nueva York. Este, le dijo al exdirector de la Policía Nacional, Juan Carlos ‘El Tigre’ Bonilla, quien se declaró culpable por narcotráfico el pasado 6 de febrero, que se encargara.

«Un narco llamado Franklin Arita dijo que no quería que pasáramos con mercancía. Le dije a Tony, y él dijo que lo matarían, que hablaría con El Tigre Bonilla al respecto. Más tarde Tony me dijo que El Tigre dijo que él lo había hecho. Y así fue”, testificó Ardón, según el informe de Inner City Press.

¿Quién era Franklin Arita?

La víctima, Franklin Arita Mata, originario de Cabañas, Copán, fue asesinado a los 36 años en una emboscada el 26 de julio de 2011, en El Rosario, Santa Rita, Copán. Era un reconocido narcotraficante de la región fronteriza con Guatemala.

El ataque se realizó con armas oficiales, incluyendo artillería RPG-7 y fusiles M-16 y Galil. Además de Arita, perdieron la vida sus guardaespaldas, mientras que otro escolta resultó herido. En documentos judiciales presentados en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, se menciona la presunta participación de un oficial de alto rango de la Policía, identificado como Co-Conspirador (CC-7), vinculado al exdirector de policía Alexander Ardón, después se conoció que se trataba de ‘El Tigre’ Bonilla.

El motivo del asesinato, según lo dicho hoy, fue una venganza debido a que Arita Mata bloqueaba el acceso de Ardón a una ruta de tráfico de cocaína hacia Guatemala.

Ardón traficó aproximadamente 250 toneladas de droga desde el año 2000 hasta 2018, cuando se entregó voluntariamente a la Administración de Control de Drogas (DEA). En un juicio celebrado en Nueva York en 2019, como parte de un acuerdo de cooperación con Estados Unidos, admitió su culpabilidad en cargos de narcotráfico, asesinato y lavado de activos.