El Sica busca cambiar el rostro de Centroamérica con un proyecto integral

0
237


San Salvador, 9 dic (EFE).- El Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), integrado por los siete países de la región más República Dominicana, busca cambiar el rostro de la zona que conecta a las dos América (norte y sur) con un ambicioso e integral proyecto, según dijo en una entrevista con Efe el secretario de dicho organismo, Vinicio Cerezo.

Los países de la región Centroamericana, especialmente los que integran el Triángulo Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala), están señalados de ser peligrosos por las violencia generada por las pandillas y arrastran males, como la pobreza, que dificultan el desarrollo de sus poblaciones.

Sin embargo, Cerezo piensa que la región tiene potencial para salir adelante y mostrarse al mundo como un destino turístico único.

«Somos una región muy bella, con enorme diversidad, con playas espectaculares (…) debemos ofrecernos al mundo como un destino turístico único y poder aprovechar eso, necesitamos resolver los problemas de la conectividad, en primer lugar», señaló el también expresidente de Guatemala.

Cerezo considera que uno de los mayores obstáculos en la región es «la dificultad que tienen las personas (en general) para trasladarse de un país a otro».

«Si tenemos que pasar por una aduana cada vez que queramos movernos a una playa o hacer negocios, se nos quitan las ganas, por lo tanto una de los objetivos es resolver los impostergables de la integración para que la gente se sienta parte del proceso de integración y vivir la integración», subrayó.

De acuerdo con el secretario del SICA, entre los impostergables de la integración están «la libre movilidad laboral, la movilización rápida, que es lo que los turistas necesitan».

Señaló que es «fundamental que el espacio interior de Centroamérica sea un espacio de libre participación de la gente» y apuntó que «aunque hemos alcanzado cosas muy importantes, como la interconexión eléctrica, aún nos faltan desarrollar otras cosas, tomando en cuenta que somos la cuarta economía más grande de América Latina».

Para Cerezo todo el proceso de la integración para cambiar el rostro de la región debe de ir acompañado de un diálogo político de los presidentes, el cual garantice que el desarrollo de los pueblos centroamericanos sea posible.

«Todos los impostergables de la integración las tenemos que resolver a través de un diálogo entre los presidentes», apuntó.

El expresidente de Guatemala indicó que otro de los retos de la integración es «reestablecer el diálogo político entre los presidentes para elevar el nivel de la discusión para propiciar un desarrollo dirigido a cambiar el rostro de la región y a transformarla definitivamente».

Cerezo explicó que, de la mano del diálogo político, el SICA trabaja en un proyecto que integra varias políticas «importantes» que tiene que ver con la libre movilidad, creación de infraestructura, como un tren común, grandes carreteras, un transporte marítimo de corta distancia, y libertad área».

El proyecto también contempla un componente de seguridad, con el que se busca homologar los sistema de seguridad en todos los países para que la población y los turistas no tengan inconvenientes.

El Plan de Desarrollo para Centroamérica y la República Dominicana 2020-2040 será anunciado en El Salvador antes de que finalice el 2019, luego el proyecto ya estructurado será presentado en Honduras el otro año.

La arquitectura financiera, según dijo Cerezo, será presentada en Nicaragua, en Costa Rica se llevará a cabo una reunión con donantes y cooperantes de todo el mundo, y en Panamá se tiene previsto un encuentro con los inversionistas interesados en financiar el proyecto.

El secretario general del Sica aseguró que el proyecto le ha interesado a la «mayoría» de presidentes de la región.

«Estamos claros de que es necesario cambiar a Centroamérica y convertirla en el gran puente entre américa de norte y sur, y solo un proyecto de esta naturaleza es capaz de producir los recursos y las oportunidades suficientes para que la gente de Centroamérica tenga oportunidades de trabajar, de ganar buenos salarios, de estar atendida adecuadamente y de movilizarse libremente por toda la región», agregó.

El Sica, constituido en 1991, está integrado por República Dominicana, Costa Rica, Belice, Honduras, Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Panamá; y cuenta con más de una veintena de países observadores regionales y extra regionales. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here