El MP allana viviendas de miembros de organización criminal que recibe cargamentos de cocaína desde Colombia

0
376

Tegucigalpa.- En el marco de la Operación Plan de Seguridad Solución Contra el Crimen, personal de las Fuerzas Armadas de Honduras en conjunto con la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) realizan más de 10 allanamientos en el Departamento de Gracias a Dios.

Para concretar estas actividades ilícitas preparan zonas y pistas de aterrizaje clandestinas, para el desembarque de pequeños barcos y avionetas, respectivamente.

Las acciones de allanamientos están dirigidas en contra de miembros de estructuras ligadas al narcotráfico que generan incidencia ilícita en el sector de la Mosquitia hondureña, indicó las FFAA.

Seis de los allanamientos se ejecutan en Puerto Lempira, dos en Brus Laguna, uno en Ahuas y Cauquira, respectivamente.

Conforme a lo investigado por detectives de la DLCN, se tiene conocimiento que desde la comunidad de Uhumbila en Brus Laguna, los integrantes de esta estructura son los encargados de recibir grandes cargamentos de droga procedentes de Colombia.

Se ha identificado que su modus operandi es la recepción y custodia de droga, para luego ser trasladada a los diferentes cárteles que predominan en los departamentos de Isla de la Bahía, Colón, Atlántida, Olancho, Francisco Morazán, Choluteca y el extranjero.

En la operación participa personal de Inteligencia Estratégica de las FFAA, Fuerza Naval, Policía Militar de Orden Público y del Ejército, con el apoyo de la Fuerza Aérea Hondureña.

Cabe mencionar que  los allanamientos cuentan con órdenes de captura con la finalidad de contrarrestar las acciones ilícitas del narcotráfico.

 Los Operadores de Justicia participan de forma permanente con el objetivo de no permitir que las bandas de narcotraficantes vuelvan a operar afectando a la población y a la economía del país.

Ubicada en el extremo oriental de Honduras, la región de La Mosquitia incluye la costa caribeña del país y alberga bosques montañosos, pantanos de tierras bajas y selvas tropicales.

Lo anterior convierte esta zona de Honduras propicia para el tránsito de droga que se produce en el sur de América y se consume en el norte.