El Gobierno ante presiones para que dé prioridad a la apertura de colegios

0
358
colegio
EFE

Londres, 5 ago (EFE).- El Gobierno británico recibe presiones para que dé prioridad a la apertura de las escuelas, por encima de otras actividades no esenciales, si, como anticipan algunos expertos, el Reino Unido registra un nuevo pico de la COVID-19.

Algunas zonas del norte de Inglaterra, en particular Manchester y su área metropolitana, están bajo un confinamiento selectivo al detectarse un incremento de los contagios del coronavirus, después de que la ciudad de Leicester también tuviera que cumplir una cuarentena en semanas recientes debido a un nuevo brote.

En Escocia, las autoridades regionales han impuesto hoy el cierre de restaurantes y «pubs» en la ciudad de Aberdeen debido a un «significativo rebrote» del coronavirus, según informó la ministra principal escocesa, la nacionalista Nicola Sturgeon.

La llegada de viajeros procedentes de otros países donde se han producido rebrotes, como es el caso de España, hace temer a las autoridades un segundo pico del virus en los próximos meses.

Las últimas cifras oficiales indican que en el Reino Unido han muerto 46.364 personas por coronavirus desde que comenzó la pandemia, tras haberse registrado 65 decesos en la última jornada, y se han detectado un total de 307.184 casos de COVID-19, 892 de ellos en las últimas veinticuatro horas.

REAPERTURA DE LAS ESCUELAS EN SEPTIEMBRE

La comisaria de los niños en Inglaterra, Anne Longfield, a cargo de la oficina que vela por los derechos de los menores, dijo este miércoles que las escuelas deben ser «las primeras en abrir y las últimas en cerrar», después de que muchos alumnos vieran sus clases alteradas por el cierre de colegios el pasado marzo.

En opinión de Longfield, las escuelas británicas -que iniciarán en septiembre el nuevo curso académico, a excepción de Escocia, que lo iniciará a mediados de agosto- sólo deberían cerrarse en caso de otro pico de la COVID-19 una vez que lo hagan los «pubs», los restaurantes o las tiendas no esenciales.

El pasado junio, las escuelas reabrieron para algunos grupos de alumnos: los más pequeños -de entre 5 y 7 años-, los que terminan el ciclo primario -10 y 11 años- y los adolescentes que se examinarán en 2021 en unas pruebas importantes del sistema educativo del país.

Los colegios, no obstante, permanecieron abiertos para recibir únicamente a los hijos de trabajadores esenciales, como médicos/as o enfermeros/as, o aquellos considerados vulnerables.

Según Longfield, los menores tienen menos posibilidades de enfermar en caso de contagiarse de la COVID-19, y pidió que tanto alumnos como maestros sean sometidos a la prueba del coronavirus de manera regular para aislar a los que den positivo.

La comisaria admitió que reducir la propagación del virus es muy importante, pero que no hay que «asumir» que las escuelas tengan que cerrarse, sino que ésta debe ser una medida de «último recurso».

EL GOBIERNO ASEGURA QUE LA REAPERTURA DE ESCUELAS ES PRIORITARIO

El Gobierno británico ha insistido en que la vuelta a la escuela en septiembre es prioridad nacional.

El secretario de Estado de Educación, Nick Gibb, admitió este miércoles, no obstante, que esto dependerá de los casos del virus que se detecten a nivel local y en virtud del asesoramiento médico.

«Lo que digo es que todos los niños volverán a la escuela en septiembre, incluidos aquellos en áreas que actualmente están sujetos al confinamiento local (…) porque es importante que los niños vuelvan al colegio», insistió Gibb a la cadena BBC.

Por su parte, Neil Ferguson, ex asesor del Gobierno sobre asuntos sanitarios, dijo hoy que el Ejecutivo debe planificar ante cualquier situación que se produzca al evaluar la reapertura de escuelas.

«Creo que es importante decir que no todas las escuelas son iguales. Tenemos mucha evidencia ahora de que las escuelas primarias, los pequeños, suponen un riesgo muy bajo de transmisión» del coronavirus, resaltó Ferguson a Radio 4 de la BBC.

CRÍTICAS AL GOBIERNO POR EL RETRASO EN IMPONER LA CUARENTENA

Una investigación del Comité de Asuntos Nacionales de la Cámara de los Comunes concluyó hoy que el coronavirus se expandió rápidamente por el Reino Unido en marzo debido al retraso del Gobierno para imponer una cuarentena a los viajeros procedentes del extranjero al comienzo de la pandemia.

Estos «graves errores» del Ejecutivo del conservador Boris Johnson, «aceleraron» la propagación de la COVID-19 y provocaron que «más gente se contagiase», precisó el análisis.

El informe respalda ahora la cuarentena anunciada por Londres el pasado 26 de julio, que obliga a viajeros procedentes de países con alta incidencia de coronavirus, entre ellos España, a aislarse durante 14 días, pero lamenta que no se hayan establecido corredores aéreos con ciertas zonas consideradas seguras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here