El Colegio Médico de El Salvador sugiere declarar emergencia de salud por el dengue

0
78

Tegucigalpa.- El Colegio Médico de El Salvador señaló este miércoles que la alerta epidemiológica emitida en el país tras la muerte de tres niños a causa del dengue es «tardía» y que la situación apunta a que la nación centroamericana enfrenta un brote, por lo que sugiere elevarla a una declaración de emergencia de salud pública.

El presidente de la entidad no gubernamental, Iván Solano, indicó en una conferencia de prensa que una alerta epidemiológica debe darse de manera preventiva y «no cuando el problema de salud pública ya está desbordado».

Sostuvo que, basado en la información del mismo Ministerio de Salud y en la movilización de recursos entre los hospitales para atender casos de dengue, «las cosas no estaban controladas» antes de declararse la alerta.

«Guatemala y Honduras hace varias semanas ha decretado alertas epidemiológicas y brotes epidémicos de dengue», por lo que «todas esas razones nos hacen creer que la alerta epidemiológica es tardía», sostuvo Solano.

Señaló que «probablemente estamos con un brote, por lo tanto, ya no es necesaria la alerta epidemiológica y debemos de pasar a una declaración de emergencia de salud pública».

Criticó que, a su juicio, «no cuadra» la situación que vive el país con las cifras de la cartera de Salud referentes a que el país se encontraba en «zona de éxito» y ahora en «zona de seguridad» en materia epidemiológica.

Son al menos 27 menores de edad los que están hospitalizados en El Salvador a causa del dengue, de los que cinco se encuentran «en estado grave», informó el martes el titular del Ministerio de Salud (Minsal), Francisco Alabí.

Alabí había informado el 21 de junio pasado la primera muerte por dengue en más de cinco años en el país.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), no hay una medicina especializada para tratar el dengue cuya infección puede ser asintomática o evidenciarse con síntomas que van desde una fiebre moderada a una fiebre alta e incapacitante, dolores de cabeza, dolores musculares y sarpullidos.

La enfermedad puede tomar un curso grave que se evidencia por un choque, dificultad para respirar, sangrado grave y complicaciones de los órganos. EFE