El 86 % de los padres cree que sus hijos adolescentes abusa de videojuegos

0
175
Varios niños juegan con un videojuego de la consola Xbox 360 en el primer día de celebración del Festival Anual del Cómic y el Juego de Hong Kong (China), el viernes 1 de agosto de 2008. EFE/YM Yik/Archivo

Miamiburg (OH) – El 86 % de los padres está de acuerdo en que los adolescentes pasan demasiado tiempo con los video juegos y muchos de ellos coincidieron en que éstos afectan la interacción entre familias, según una encuesta nacional publicada este lunes por la Escuela de Medicina de Michigan y Mott Poll.

Los padres también informaron de patrones de juego diferentes para los adolescentes varones comparado con las niñas.

Según la encuesta, el doble de padres dice que sus hijos adolescentes juegan videojuegos todos los días en comparación con los padres de niñas adolescentes.

Además, los niños adolescentes también tienen más probabilidades de pasar tres o más horas jugando.

En general, los padres encuestados dicen que el juego a menudo se interpone en el camino de otros aspectos de la vida de su hijo adolescente, como las actividades e interacciones familiares (46 %), el sueño (44 %), la tarea (34 %), la amistad con compañeros que no juegan (33 %) y actividades extracurriculares (31 %).

«Aunque muchos padres creen que los videojuegos pueden ser buenos para los adolescentes, también informan una serie de impactos negativos de los juegos prolongados», dice el codirector y pediatra de Mott Poll, Gary Freed.

«Los padres deben observar de cerca el comportamiento de juego de sus hijos adolescentes y establecer límites razonables para reducir los efectos nocivos sobre el sueño, las relaciones familiares y de pares y el rendimiento escolar», indicó.

Entre los padres de los jugadores diarios, el 54 % afirma que su hijo juega tres o más horas al día (en comparación con solo el 13 % de los adolescentes que no juegan todos los días).

Solo el 13 % de estos padres cree que su hijo pasa más tiempo jugando que otros, mientras que el 78 % cree que los juegos de sus hijos adolescentes son menores o iguales a los de sus compañeros.

Según Freed, es recomendable que los padres muestren interés jugando videojuegos con sus hijos, al mismo tiempo que comunican límites saludables y se aseguran de que tengan una configuración de privacidad sólida.

En algunas situaciones, señala, los juegos pueden ayudar a los padres a conectar con niños mayores y ocasionalmente pueden ayudar a abrir la puerta a otras conversaciones e interacciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here