EEUU habilita 8,9 millones de dólares para combate del COVID-19 en Honduras

0
147
Foto: Cortesía

Tegucigalpa- La embajada de Estados Unidos en Honduras informó este martes de que ha habilitado unos 8,9 millones de dólares para apoyar al Gobierno hondureño en la lucha contra la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

La legación diplomática presentó a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) su plan de apoyo al país centroamericano durante la crisis causada por el COVID-19.

«Como parte de la respuesta inmediata y con el interés de sumar a los esfuerzos del Gobierno de Honduras para frenar la propagación del virus (que causa la enfermedad del) COVID-19, USAID ha readecuado alrededor de 8,9 millones de dólares de sus actividades programadas», indicó la Embajada estadounidense en un comunicado.

Los recursos se ejecutarán mediante «socios implementadores» para responder a las diferentes necesidades causadas por el coronavirus en Honduras.

Honduras registra hasta ahora 22 muertos y 312 casos confirmados por el coronavirus, según cifras oficiales.

MEJORAR ATENCIÓN DE SALUD

La embajada de EE.UU. señaló que los recursos podrían utilizarse para expandir y mejorar la atención en los centros de salud de Honduras y apoyar al Gobierno en los esfuerzos de educación durante el periodo de aislamiento.

Además, apoyar la segura reintegración de los hondureños deportados; dinamizar el sector privado durante la emergencia, y reactivar la economía del país en el periodo post aislamiento.

La agencia de EE.UU. trabaja con la Secretaría de Salud explorando la posibilidad de acondicionar nuevos espacios en zonas de mayor contagio para la atención a pacientes infectados de SARS-CoV-2, así como en evitar infecciones intrahospitalarias y optimizar el manejo clínico de los casos sospechosos.

También colaboran en conjunto para entrenar en nuevos protocolos de bioseguridad y manejo de los casos a los médicos y profesionales de salud que están en contacto con pacientes confirmados, añadió la Embajada de Estados Unidos.

NUEVOS ESPACIOS DE AISLAMIENTO

Estados Unidos trabaja también con la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y el Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS) en el acondicionamiento de nuevos espacios para el aislamiento y la atención de casos sospechosos, con el fin de «mantener el control y la prevención de infección en las comunidades».

Además, apoyará la remodelación y acondicionamiento de un nuevo laboratorio de virología para aumentar la capacidad de análisis de muestras de COVID-19 en la región sanitaria en la ciudad de San Pedro Sula, departamento de Cortés, lo cual beneficiará a más de 2,6 millones de personas.

APOYO A EDUCACIÓN Y RETORNADOS

La Usaid también apoyará a la Secretaría de Educación de Honduras en el diseño e implementación de estrategias de aprendizaje a distancia para brindar servicios educativos a más de 1,6 millones de estudiantes de 23.000 centros educativos en todo el país.

Esta alternativa, según la Embajada estadounidense, también incluye componentes de «aprendizaje socioemocional y autocuidado», con el fin de promover la salud mental durante el tiempo de aislamiento social.

La agencia estadounidense y el Gobierno de Honduras han reforzado además la capacidad de los centros de atención a migrantes retornados para implementar condiciones dignas durante los catorce días de aislamiento, con el propósito de evitar la propagación del virus y controlar el brote de COVID-19 en las comunidades.

La asistencia incluye la entrega de kits de higiene personal, alimentación, vestimenta y suministros de limpieza a todos los hondureños retornados.

DINAMIZAR SECTOR PRIVADO

La Usaid y el sector privado de Honduras analizan la posibilidad de «potenciar» las capacidades industriales para la producción de insumos y equipo de protección para suplir las necesidades locales de este equipo, el cual «es crítico» para el combate del COVID-19.

A través del programa de la Alianza del Corredor Seco, se utilizará la red de productores para garantizar el abastecimiento de alimentos y, además, se crearán protocolos de inocuidad en las cadenas de valor para prevenir la propagación del COVID-19.

También se revisarán indicadores económicos relevantes, como la disponibilidad de alimentos y remesas, con el fin de identificar los efectos negativos y las oportunidades que la pandemia podría generar en sectores económicos importantes como café, maquilas, producción de granos y turismo, entre otros. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here