EE. UU. registra la menor cifra de arrestos de migrantes en frontera en dos años

0
318
Menores detenidos son escoltados a un área para hacer llamadas telefónicas en las instalaciones donde cientos de niños inmigrantes, en su mayoría centroamericanos, son procesados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en Nogales, Arizona, el miércoles 18 de junio de 2014. La CBP organizó visitas guiadas para la prensa a dos locales en Browsville, Texas, y Nogales, donde se procesa a gran parte de los más de 47.000 niños que han entrado solos a Estados Unidos de manera ilegal desde el 1 de octubre. (Foto AP/Ross D. Franklin, Pool)

Tegucigalpa.- El número de arrestos de migrantes intentando cruzar de manera irregular la frontera sur de Estados Unidos alcanzó en enero su punto más bajo en dos años, informó este martes a EFE el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).

Las autoridades atribuyen esta disminución a la expansión a inicios de enero del Título 42, una polémica normativa sanitaria, para permitir las expulsiones en caliente de los migrantes haitianos, cubanos y nicaragüenses

Al 31 de enero, las detenciones de personas de estas tres nacionalidades, junto con los venezolanos, quienes están sujetos al Título 42 desde octubre, disminuyeron a un promedio de 95 al día, una caída del 95 % en comparación con los 1,231 arrestos diarios que se reportaron a inicios de mes, indicó un funcionario del DHS.

«En enero vimos el número más bajo de arrestos por parte de la Patrulla Fronteriza desde febrero del 2021», subrayó el funcionario.

El uso del Título 42 por parte del Gobierno de Joe Biden ha sido criticado ampliamente por organizaciones de derechos humanos e incluso algunos miembros del Partido Demócrata.

A finales de enero, un grupo de 80 congresistas demócratas, encabezado por el senador Robert Menéndez, pidió al Ejecutivo dar marcha atrás a la decisión de expulsar a las personas de Cuba, Nicaragua y Haití que crucen la frontera con México.

«El Título 42 es una burla de la ley nacional e internacional», escribieron los congresistas.

El Gobierno de Biden se ha defendido de las críticas, asegurando que tiene que seguir aplicando ese programa por orden del Tribunal Supremo, que en diciembre aceptó una petición de una veintena de estados gobernados por republicanos y determinó que el Título 42 debía seguir activo.

Además de la expansión de la normativa, que restringe el acceso al asilo en la frontera, el Gobierno planea imponer un veto de cinco años de entrada a Estados Unidos a las personas que crucen la frontera de forma irregular.

La normativa, heredada del mandato del expresidente Donald Trump (2017-2021), ha permitido más de 2,5 millones de arrestos desde que entró en vigor en 2020, según datos del International Rescue Committee. EFE