EE. UU. dice que Putin no ofrece a Ucrania negociaciones de paz, sino una rendición

0
387

Bürgenstock (Suiza) – La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, aseguró este sábado que la propuesta del presidente ruso, Vladímir Putin, para un alto el fuego en Ucrania no es una negociación, sino que supondría la «rendición» de Kiev a lo que considera «desvergonzadas» violaciones por parte de Rusia de la Carta de Naciones Unidas.

«Ayer, Putin presentó una propuesta, pero tenemos que decir la verdad: no está convocando negociaciones (de paz), está pidiendo la rendición. Estados Unidos está del lado de Ucrania, no por caridad, sino porque es nuestro interés estratégico», aseveró Harris al comienzo de la primera sesión plenaria de la cumbre de paz sobre Ucrania, que se celebra en Suiza.

Putin aseguró el viernes que ordenará un inmediato alto el fuego en Ucrania tan pronto como Kiev retire sus tropas de las cuatro regiones anexionadas por Moscú en el este y sur del país y renuncie a sus planes de ingresar en la OTAN.

Harris dijo que Estados Unido defiende el derecho a la soberanía y las fronteras de Ucrania y al respeto a las normas internacionales establecidas en la Carta de Naciones Unidas, que Rusia, añadió, «ha violado de manera desvergonzada, durante dos años y medio» de invasión en Ucrania.

«Si el mundo no responde cuando un agresor invade a su vecino, otros agresores se sentirán, sin duda, envalentonados. Lleva a la posibilidad de una guerra de conquista y caos que amenaza a todas las naciones, no al orden y la estabilidad», afirmó la vicepresidenta, la representante de más alto rango enviada por Estados Unidos a esta cumbre de 101 países y organizaciones internacionales.

El Gobierno de Suiza, anfitrión de la Cumbre de Paz de Ucrania, espera que ese encuentro de líderes mundiales “sirva para construir confianza y los primeros pasos hacia un camino a la paz”, aunque reconoció que no será una tarea sencilla.

Harris recordó que esta reunión debe servir para encontrar puntos en común que rechacen la invasión rusa, iniciada en febrero de 2022, y garanticen la seguridad energética y alimentaria en el mundo, ya que Ucrania es un actor importante en ambos asuntos.

«El presidente Joe Biden y yo continuaremos apoyando a Ucrania, seguiremos imponiendo costes sobre Rusia y trabajaremos hacia una paz justa y duradera basada en los principios de la Carta de Naciones Unidas. Estamos de acuerdo que un beneficio práctico de esta cumbre de paz debe ser el aumento de la seguridad energética y alimentaria global y que no podemos permitir que nada sobre el fin de esta guerra se decida sin Ucrania», resumió Harris. EFE