EE.UU. acusa a China de apoyar ciberataques para robar la vacuna de COVID-19

0
567
La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany. EFE /SARAH SILBIGER

Washington– El Gobierno de EE.UU. acusó este martes a la inteligencia de China de apoyar los ciberataques de dos «hackers» chinos contra empresas de 11 países, entre ellos España, para intentar robar datos de la vacuna para la COVID-19 y secretos de tecnología militar.

Los «hackers», identificados como Li Xiaoyu, de 34 años, y Dong Jiazhi, 33 de años, presuntamente se dedicaban al ciberespionaje para «beneficio propio» y también para ayudar al Ministerio de Seguridad de Estado chino, una de las agencias de inteligencia más misteriosas del mundo y que, en EE.UU., equivaldría a la CIA.

EE.UU. asegura que el Ministerio de Seguridad de Estado chino daba a los piratas informáticos información sobre cuáles eran los puntos débiles en el software de las compañías que se habían convertido en un blanco.

Además, un agente del Ministerio de Seguridad de Estado chino les prestaba ayuda personalmente, detalla el escrito de acusación de los fiscales de EE.UU., al que accedió Efe.

ESPAÑA, ENTRE LOS PAÍSES ATACADOS

Los fiscales aseguran que los acusados comenzaron a operar en 2009 y, desde entonces, robaron secretos comerciales y de propiedad intelectual valorados en cientos de millones de dólares.

En su carrera criminal, los «hackers» atacaron al menos 13 empresas en EE.UU. y a otras 12 compañías localizadas en once naciones: EE.UU., Australia, Bélgica, Alemania, Japón, Lituania, Países Bajos, Corea del Sur, España, Suecia y Reino Unido.

Los acusados atacaron organizaciones de todo tipo y robaron información sobre programas militares para proteger a satélites, sistemas láser de gran potencia y hasta un programa que buscaba mejorar la integración entre helicópteros y buques de asalto anfibio.

Los fiscales no mencionan en el escrito de acusación los nombres de las compañías afectadas y se limitan a hacer descripciones generales.

Por ejemplo, en el caso de España, se explica que la empresa atacada se dedica a la «electrónica y la defensa».

El ciberataque contra esa firma española se produjo en marzo de 2020 y los piratas chinos lograron robar aproximadamente 900 gigabytes de información sobre tecnología para el sector civil y de defensa, indica el escrito de los fiscales de EE.UU. sin dar más detalles.

También fueron atacados un centro británico que investiga tratamientos contra el cáncer; una empresa australiana de energía solar y una compañía sueca que diseña juegos para internet.