Diputado liberal denuncia falta de interés político en aprobar ley de empleo parcial

0
390

Tegucigalpa.- Los diputados del Partido Liberal están considerando declararse en rebeldía porque el Congreso Nacional no somete a discusión el proyecto de la ley de empleo parcial.

El proyecto de ley de empleo parcial, presentado hace dos años por el diputado Mauricio Villeda, busca reemplazar la derogada Ley de Empleo por Hora, la cual fue anulada en abril de 2022 por supuestamente no proteger los derechos de los trabajadores.

El diputado Rumy Bueso explicó en el programa 30/30 de TSi que la iniciativa busca reformar el artículo 328 del Código del Trabajo para establecer una ley que asegure los derechos laborales de los hondureños con contrato parcial.

Sin embargo, Bueso señaló que en el Congreso Nacional «no hay voluntad política» para debatir el proyecto ni para fomentar el empleo en el país.

Ante esta situación, Bueso advirtió que los diputados liberales no respaldarán otros proyectos presentados en el Congreso hasta que se agende la iniciativa de empleo parcial.

Apoyo de la empresa privada

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) ha manifestado su apoyo al proyecto del Partido Liberal, argumentando que la derogación de la Ley de Empleo por Hora dejó a miles de hondureños sin ingresos.

Según el sector empresarial, la falta de una ley resulta en la pérdida de miles de empleos durante temporadas; en el caso de la próxima Semana Santa se dejarían de generar 40 mil.

VEA: Avizoran pérdidas de empleos durante Semana Santa por falta de Ley Empleo Parcial en Honduras

Por otro lado, el economista Julio Raudales sostiene que la Ley de Empleo por Hora no violaba los derechos laborales, contradiciendo la justificación dada por el Congreso Nacional al derogarla.

«Los que violentaban la ley eran algunos empresarios que no daban los derechos que garantiza el Código del Trabajo», indicó Raudales.

Por su parte, Alejandro Kaffati, Oficial de Política Económica del Cohep, argumentó que si algunos empresarios abusaron de la ley, se les debía responsabilizar, al igual que a la institucionalidad, como la Secretaría del Trabajo, por no garantizar la adecuada aplicación de los instrumentos jurídicos.

«Podemos tener leyes perfectas pero si no tenemos la institucionalidad adecuada seguiremos en el mismo problema», señaló Kaffati.

Según cifras del Cohep, de cuatro millones de hondureños que forman la fuerza laboral, un millón no estudian ni trabajan y 2.8 millones tienen problemas de empleo al no contar con un trabajo a tiempo completo, salario y protección social.