Ding humilla a Carlsen: la revancha el sábado en semifinales

0
293

Madrid.- El chino Ding Liren, número tres del mundo, derrotó por 3-1 al campeón, Magnus Carlsen, en la última ronda de la liguilla del torneo por internet que lleva el nombre del noruego, y el sábado volverán a batirse por un puesto en la final.

La primera semifinal, este viernes, será un duelo estadounidense entre el primer clasificado y el cuarto: Hikaru Nakamura, número uno mundial en partidas relámpago, y Fabiano Caruana, subcampeón del mundo de ajedrez clásico.

Los cuatro que van a luchar por el título y los 70.000 dólares del primer premio ya estaban seleccionados en la ronda anterior, pero en el último asalto de la primera fase se ventilaba quién iba a ser el rival de Magnus Carlsen en semifinales.

Para que nadie pudiera especular con el resultado, los cuatro encuentros de la séptima y última ronda se jugaron simultáneamente.

Como hace dos días en su primer juego contra el ruso Ian Nepomniachtchi, Carlsen fue vapuleado para empezar su «match», esta vez frente a Ding Liren, que cobró fama mundial por su racha de cien partidas seguidas sin conocer la derrota en ajedrez clásico.

En una Escandinava, el noruego se encontró perdido en apenas 15 movimientos, con las piezas descolocadas y una posición con grandes agujeros que el chino se deleitó en castigar de forma implacable hasta que el campeón mundial se rindió en 29.

El desquite fue inmediato. En una Siciliana, Carlsen ganó la calidad y en cuanto pudo cambiar damas liquidó a su rival en 32 movimientos.

Era un encuentro de ida y vuelta jugado a toda velocidad. En una variante Rossolimo de la Siciliana, el chino volvió a derrotar al campeón del mundo, que jugó la perdedora 17…a6 y tuvo que rendir su rey en 27 jugadas. Por primera vez en este torneo el noruego perdía dos de las cuatro partidas.

Pero aún le esperaba un nuevo bochorno. Obligado a ganar con blancas en la cuarta para llevar el encuentro al desempate, Carlsen desempolvó el viejo gambito de rey, una línea de la época romántica que se considera refutada en el ajedrez actual, y Ding demostró que se había leído el libro.

El Gran Maestro chino presionó sobre el flanco de rey blanco y no aflojó la presa. Sin la menor opción de contragolpe, Carlsen abandonó en 23 movimientos. Cuando en los otros tres tableros se jugaban todavía las terceras partidas, el campeón ya había sido barrido (3-1) por el número 3 del mundo.

En los otros encuentros de la séptima y última ronda, Nakamura se aseguró el liderato tras imponerse en el desempate al francés Maxime Vachier-Lagrave; el ruso Ian Nepomniachtchi hizo lo propio ante el iraní de 16 años Alireza Firouzja, y el holandés Anish Giri cedió el puesto de colista al galo tras imponerse por 2,5 a 1,5 puntos a Caruana.

Al término de la fase de liguilla, Nakamura y Ding ocuparon los puestos de honor con 15 puntos; Carlsen y Caruana terminaron con 13 y a continuación, ya eliminados, se clasificaron Nepomniachtchi (8), Firouzja y Giri (7) y Vachier-Lagrave (6).

El formato para semifinales y final es el mismo: 15 minutos por bando y 10 segundos de incremento por jugada, pero un desempate se jugaría, en lugar de con una sola partida Armagedón, primero mediante dos relámpago (5 minutos por jugador, más 3 segundos de incremento, y si fuera necesario, otras dos partidas al mismo ritmo, y solo entonces el Armageddon. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here