Dictan sobreseimiento definitivo a exmiembros del Consejo de la Judicatura; acusados por más de 600 delitos de corrupción

0
237
Cortesía

Tegucigalpa.-Un Juez de Letras de lo Penal en materia de corrupción dictó este martes sobreseimiento definitivo a favor de los exmiembros del Consejo de la Judicatura, quienes habían sido acusados por más de 600 delitos de corrupción al desviar fondos del Poder Judicial en su gestión, de octubre de 2013 a febrero de 2016.

Los exconcejales estaban acusados por los delitos de malversación de caudales públicos, abuso de autoridad y falsificación de documentos privados.

Según la investigación del Ministerio Público (MP), ellos desviaron 13.5 millones de lempiras en materia de viáticos que no liquidaron. Asimismo, se comprobó que no viajaron a muchas de las más de 500 giras que programaron, pero sí cobraron los viáticos.

Con la resolución del juzgado fueron favorecidos el expresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y del extinto Consejo de la Judicatura, Jorge Rivera Avilés, quien de haber sido condenado enfrentaría una pena de vida.

También el exvicepresidente del extinto órgano, Teodoro Bonilla, señalado por 88 delitos de malversación de caudales públicos.

Además, quedaron absueltos Julio César Barahona, José Francisco Quiroz Mejía, Liliam Maldonado y Celino Aguilera. Los señalados se defendían en libertad tras una resolución de cambio de medidas del año 2018.

Ene se sentido, Jorge Rivera Avilés, por los 60 delitos de malversación de caudales públicos, enfrentaba una pena mínima de 360 años y una máxima de 720 años en prisión. Por los 131 delitos de abuso de autoridad de 393 años a 786 años, para un total de entre 753 años a 1,506 años en la prisión.

Mientras que Bonilla enfrentaba una condena mínima de 528 años y la máxima de 1,056 años. Asimismo, por los 14 delitos de abuso de autoridad otros 42 u 84 años. Lo anterior significa que al unir ambas penas, la mínima sería de 570 años y la máxima de 1,140 años en prisión.

Por su parte, Julio Barahona, por su lado, enfrentaba una mínima de 402 años y una máxima de 804 años. En cuanto a José Quiroz, acusado de 93 delitos de malversación de caudales públicos, las penas oscilaban entre 558 y 1,116 años. Liliam Maldonado entre 402 y 804 años y Celino Aguilera de 469 y seis meses y 477 años en prisión.