Departamento de Estado de EE.UU. designa por corrupción a diputado hondureño

0
593

Tegucigalpa. El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo informó este viernes que su país ha designado al diputado por el partido Nacional de Honduras, Óscar Najera y a su hijo en participación significativa en corrupción.

En su cuenta en Twitter, Pompeo escribió que «today, @StateDept designates Honduran Congressman Oscar Najera and his son due to Najera’s involvement in significant corruption. The U.S. stands with #Honduras in their fight against corruption. #UnitedAgainstCorruption».

En su traducción total el secretario Pompeo informó que hoy el Departamento de Estado ha designado al congresista, Óscar Najera y a su hijo en participación significativa en corrupción.Estados Unidos apoya a Honduras en su lucha contra la corrupción.

En diciembre de 2018, después de una extensa investigación, se determinó que el diputado por el Partido Nacional de Colón, Oscar Nájera, no tiene ningún caso pendiente con la justicia de Estados Unidos, así lo certificó el Departamento de Estado de la nación del norte según un investigador privado.

En una conferencia realizada en ese momento en la sede del Poder Legislativo, Nájera recibió las certificaciones y cartas autenticadas por un juez federal y por el Tribunal Judicial de EEUU, asimismo recibió el informe detallando las pruebas que lo desligan de responsabilidades civiles o penales.

El 2 de agosto de 2018, el congresista demócrata Eliot Engel y la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen —dos altos funcionarios del Comité de Asuntos Exteriores del Congreso—, así como otros tres miembros del Congreso, anunciaron que habían firmado una carta en la que solicitaban que los departamentos de Estado y Tesoro de Estados Unidos determinaran si seis individuos de El Salvador, Guatemala, Honduras y México cumplen con los criterios para ser sancionados según la Ley Global Magnitsky.

La Ley Global Magnitsky permite que Estados Unidos sancione a funcionarios implicados en corrupción y violaciones a los derechos humanos. Esto incluye sanciones económicas, la suspensión de visas y restricciones al acceso al sistema financiero de Estados Unidos.

Las personas señaladas en la carta son Enrique Rais y José Luis Merino de El Salvador, Gustavo Alejos y Luis Mendizábal de Guatemala, Óscar Nájera de Honduras y Remigio Ángel González, de México.