Defensa de Juan Orlando Hernández buscará que se desestime el caso contra el expresidente hondureño

0
614

Tegucigalpa.- Raymond Colon, abogado de Juan Orlando Hernández, aseguró que la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) no quiere “presentar información” sobre el caso del expresidente de Honduras a la Administración de Control de Drogas (DEA); por lo que podría presentar una solicitud para que el mismo se desestime.

“Estamos todavía en la etapa de la presentación de pruebas. Las están dando en etapas, simplemente porque el volumen es bastante grande en un caso como estos. El problema es lo que está obstaculizando el proceso de revisión nuestra entre el presidente y yo es la falta de información clasificada”, dijo en entrevista con el canal CHTV.

De acuerdo con Colon, la información que no quiere presentar la CIA podría comprometer intereses delicados, donde se revelan “identidades, nombres, recursos de seguridad nacional y otras agencias que tienen poder geoespacial de información “secreta y sensitiva” para el caso del exmandatario.

Agregó que la CIA, que es una entidad celosa, no quiere dar información a la DEA por “falta de confianza”.

“Lo que existe es información de la CIA donde están exculpando al presidente, por eso no se lo quieren dar a la Fiscalía para que me lo den a mí”, manifestó.

La defensa legal de JOH adelantó que pondrán en marcha una nueva estrategia para que se desestime el caso, a meses del inicio de Hernández, fijado para el próximo abril de 2023.

“Si no me lo dan (información) voy a hacer una moción para desestimar el caso porque viola los derechos bajo la Sexta Enmienda del cliente”, reveló Colón.

De acuerdo al profesional del derecho, nacido en Puerto Rico, existe un complot entre los “narcos” y la DEA para inculpar al expresidente Hernández.

“(JOH) Hizo todo lo posible por obstaculizar y parar el narcotráfico en Honduras, hasta intentaron matarlo varias veces”, recordó.

El exgobernante es acusado por EEUU de participar en una conspiración corrupta y violenta de tráfico de drogas para facilitar la importación de toneladas de cocaína a ese país, así como de recibir millones de dólares de múltiples organizaciones de narcotraficantes en Honduras, México y otros lugares.

El exmandatario, de 54 años, fue acusado por el Gobierno de EEUU poco después de dejar la presidencia de Honduras en enero de 2022.

El juicio está previsto que comience el 24 de abril de 2023, pero su abogado cree que esa fecha “se puede extender debido a la evidencia voluminosa” que la defensa debe evaluar.

El juez fijó las próximas fechas a partir de marzo de 2023 para que la fiscalía entregue evidencia, la defensa la evalúe y responda.