Defensa de JOH asegura que su pecado “fue ser aliado de EE. UU. para combatir el narcotráfico”

0
333

Tegucigalpa.- El abogado de Juan Orlando Hernández, Raymond Colon, consideró que “el pecado del expresidente fue ser aliado de Estados Unidos”, en la lucha por el narcotráfico, que lo llevó a ser acusado por estos delitos y permanecer recluido en dicho país, a esperas del juicio que se desarrollará en su contra.

En ese sentido, Colon dijo que, “ningún otro presidente ha hecho lo que él hizo, les dio acceso a aeropuertos, empezando por Palmerola, información e inteligencia que él utilizó para fortalecer la lucha contra el narcotráfico”.

El representante legal de JOH también explicó que su cliente “fue el único presidente que extraditó individuos de nacionalidad hondureños, incautó fondos, propiedades, bienes, no solo la ayuda, sino su coraje y corazón” y que hasta el momento no ha visto “ninguna prueba de la Fiscalía que lo inculpe”.

Además, dijo que el expresidente Hernández “fue un aliado leal de Estados Unidos, se comprometió no 100 por ciento, sino 200 por ciento en el combate contra el narcotráfico, ningún presidente ha hecho esto”.

A casi un año de estar recluido, el representante legal de Hernández afirmó que el exmandatario mantiene un estado de ánimo óptimo para seguir afrontando su proceso.

“Juan Orlando es el tipo más fuerte psicológicamente, emocionalmente y espiritualmente que yo he tenido como cliente. Ha sido un honor representarlo, tremendo intelectual, no pierde la capacidad de analizar las pruebas”, reveló Colon.

También contó que más allá de lo referente a su caso, con JOH mantiene conversaciones sobre política y temas familiares.

Es un “tipo fuerte, está como lo conocí el primer día”, reveló.

El abogado ha mantenido a JOH bastante actualizado, pues él le da “informes, le he traído cosas que se han publicado en los medios de comunicación para que lea”.

“Él lo que hizo era parar la masacre del pueblo contra el pueblo. Los presidentes no habían hecho nada para rehabilitar el país, poner disciplina, efectividad en las agencias, no solo con el combate con la criminalidad, sino que ayudar pobres que beneficiaron la vida de cada hondureño”, finalizó el representante legal.

El exgobernante es acusado de participar en una conspiración corrupta y violenta de tráfico de drogas para facilitar la importación de toneladas de cocaína a los Estados Unidos.

Además, se le señala de recibir millones de dólares de múltiples organizaciones de narcotraficantes en Honduras, México y otros lugares, incluyendo del antiguo líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”.