Decenas de detenidos en Bélgica y Países Bajos tras la victoria de Marruecos

0
97

Tegucigalpa.- Las fuerzas del orden de Bélgica y de Países Bajos han efectuado decenas de arrestos en diferentes ciudades de los dos países durante la pasada noche por disturbios en las celebraciones de la victoria de Marruecos frente a España en octavos del Mundial de Qatar, que dio paso a la selección marroquí a cuartos de final.

Las celebraciones tras la victoria de Marruecos sobre España en los octavos de final de la Copa del Mundo habían comenzado de manera festiva en Bruselas, pero finalmente degeneraron y se saldaron con 119 detenciones, según la portavoz policial Ilse Van de Keere.

Los incidentes se concentraron fundamentalmente en los alrededores de la Gare du Midi, donde una parte de los concentrados para los festejos prendieron fuego a un contenedor y lanzaron proyectiles contra los policías presentes y estos respondieron con gases lacrimógenos.

Por su parte, la policía neerlandesa antidisturbios detuvo a al menos 55 personas en diferentes ciudades de Países Bajos durante la pasada noche también por disturbios.

Los agentes disolvieron varias multitudes de simpatizantes de Marruecos en varias ciudades neerlandesas, después de que algunos participantes lanzaran objetos, fuegos artificiales, bicicletas o insultaran a la policía, interrumpiendo lo que la policía tilda de “ambiente en gran medida positivo”.

La mayor cifra de detenidos se registró en la ciudad portuaria de Róterdam, donde al menos 35 personas fueron arrestadas durante diferentes momentos de la noche, hasta la madrugada de este miércoles, por lanzar fuegos artificiales, insultar a la policía y negarse a identificarse ante las autoridades.

“Después de la victoria de Marruecos, un gran número de seguidores salieron a las calles a celebrar y la gran mayoría se comportó correctamente”, subrayó la policía de la ciudad.

Al menos diez personas fueron arrestados a finales de la noche en Ámsterdam, una de ellas por lanzar fuegos artificiales contra un sanitario, y otros por vandalismo y violencia contra los servicios de emergencia, a pesar de que las celebraciones habían comenzado con bailes en los vehículos y cánticos de los marroquíes-neerlandeses en la capital del país.

En La Haya también hubo al menos 10 detenciones por violencia pública y posesión de fuegos artificiales, según la policía, que subrayó que inicialmente el ambiente en la ciudad era festivo y calmado, pero eso cambió al final de la noche y algunos aficionados empezaron a tirar fuegos artificiales a los antidisturbios desplegados en algunos barrios.

Los agentes pidieron a los presentes que se marcharan, y amenazaron con el uso de la fuerza, un llamamiento que la mayoría respetó, pero “algunos alborotadores permanecieron en la zona”, causando disturbios y enfrentamientos con la policía.

Tras su victoria ayer frente a España en la tanda de penaltis, Marruecos se une a Países Bajos en los cuartos de final y jugará contra Portugal el próximo sábado. El equipo naranja, por su parte, se enfrentará el viernes a Argentina.

Con su victoria ayer, Marruecos se convirtió en el primer país árabe en alcanzar los cuartos de final de un Mundial, en la también primera edición de esta competición que se celebra en un país árabe. EFE