Congreso Nacional contempla aprobar amnistía vehicular

0
878

Tegucigalpa.- El diputado del Partido Liberal de Honduras, Walter Romero, recordó este lunes que el Congreso Nacional de la República aprobó un paquete de amnistías, entre ellas una tributaria y aduanera.

Manifestó que esta contempla que los obligados tributarios naturales y jurídicos puedan presentar todas sus obligaciones formales y materiales libre de intereses, multas y recargos.

Recientemente el Poder Legislativo aprobó amnistía para las obligaciones con la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), amnistía municipal, amnistía ambiental y regularización tributaria y aduanera.

El parlamentario explicó que se contempla que se debe conceder el beneficio de regularización tributaria y aduanera a las personas naturales y jurídicas, la cual inicia con la vigencia del presente decreto y vence el 30 de junio de 2022.

Sin embargo, aclaró que para poder optar a este beneficio van a tener que presentar su declaración de renta de 2021.

Además, los diputados aprobaron amnistía hasta el 31 de julio de 2022 a todos aquellos ciudadanos que no hayan realizado el trámite de renovación de la licencia de conducir de transporte liviano, renovación del permiso de portación de arma de fuego comercial, renovación de la licencia sanitaria y permisos de operación de comerciantes individuales.

Matrícula vehicular  

Romero recordó que el 31 de diciembre vence el pago de la matrícula vehicular, no obstante, adelantó que en la próxima sesión virtual del Congreso Nacional se pretende aprobar una amnistía vehicular especial específica.

Endeudamiento

El Congreso Nacional aprobó convenios de crédito entre el Banco Central de Honduras (BCH) y el Gobierno de Honduras por intermedio de la Secretaría de Finanzas por un monto de hasta 143 millones 282 mil 261 dólares para atender la crisis humanitaria.

El decreto también incluye los convenios por 232 millones 925 mil 029 dólares y otro por un monto de 89 millones 841 mil 766 dólares, cuyo objetivo es atender crisis humanitarias, sanitarias y efectos adversos provocados por la pandemia de covid-19 y los desastres provocados por las tormentas tropicales Eta y Iota.

Al respecto, el diputado externó que esto es una señal de alerta, que además no hay una estrategia clara de cómo hacerle peso a la deuda.

“Es realmente incalculable el valor del servicio de la deuda que son aproximadamente 52 mil millones de lempiras y según datos del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), puede llegar a los 56 mil millones de lempiras, es decir, estamos obteniendo financiamiento para pagar servicios de deuda”, aquejó.

Lo más condenable indicó, es que este alto endeudamiento no ha sido adquirido para beneficiar a la población hondureña sino para sostener el alto gasto corriente que a su criterio debe ser reducido para no seguir manteniendo el clientelismo político.