Condenan intención de DeSantis de replicar en Florida la drástica ley migratoria de Texas

0
468
Fotografía de archivo. EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

Tegucigalpa.- Una organización de Florida condenó este viernes la idea del gobernador de este estado, el republicano Ron DeSantis, de replicar la ley SB-4 de Texas, una draconiana norma que permite a las fuerzas de seguridad estatales la deportación de los indocumentados detenidos en la frontera.

La Coalición de Inmigrantes de Florida (FLIC) se pronunció de esta manera luego de que DeSantis confesara en un entrevista con el presentador conservador Sean Hannity que su Gobierno trabaja para tratar de implementar, por medio de una sesión legislativa especial, una norma en Florida que otorgue a sus fuerzas de seguridad «más autoridad para arrestar y detener».

«Creo que eso sería un gran desincentivo para venir», añadió el exaspirante presidencial por los republicanos.

Esta organización advirtió de que la SB-4 es «una pesadilla para los derechos civiles, y una versión similar en Florida expondría al estado a litigios costosos, como el actual vaivén legal que tiene lugar en Texas», que podría suponer millones de dólares en fondos públicos a los residentes.

La medida tejana, impulsada por su gobernador, el republicano Greg Abbott, convierte en delito menor que un extranjero «ingrese o intente ingresar al estado desde una nación extranjera» de forma irregular, bajo pena de hasta seis meses de cárcel. Si el infractor es reincidente, la falta se convierte en un crimen grave, punible hasta con 20 años de prisión.

Una organización de Florida condenó este viernes la idea del gobernador de este estado, el republicano Ron DeSantis, de replicar la ley SB-4 de Texas, una draconiana norma que permite a las fuerzas de seguridad estatales la deportación de los indocumentados detenidos en la frontera.

La Coalición de Inmigrantes de Florida (FLIC) se pronunció de esta manera luego de que DeSantis confesara en un entrevista con el presentador conservador Sean Hannity que su Gobierno trabaja para tratar de implementar, por medio de una sesión legislativa especial, una norma en Florida que otorgue a sus fuerzas de seguridad «más autoridad para arrestar y detener».

«Creo que eso sería un gran desincentivo para venir», añadió el exaspirante presidencial por los republicanos.

Esta organización advirtió de que la SB-4 es «una pesadilla para los derechos civiles, y una versión similar en Florida expondría al estado a litigios costosos, como el actual vaivén legal que tiene lugar en Texas», que podría suponer millones de dólares en fondos públicos a los residentes.

La medida tejana, impulsada por su gobernador, el republicano Greg Abbott, convierte en delito menor que un extranjero «ingrese o intente ingresar al estado desde una nación extranjera» de forma irregular, bajo pena de hasta seis meses de cárcel. Si el infractor es reincidente, la falta se convierte en un crimen grave, punible hasta con 20 años de prisión. EFE