Condenan a 6 años de cárcel mas multa millonaria a Marco Bográn por compra de mascarillas

0
369

Tegucigalpa.- El exdirector de la estatal Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) Marco Bográn fue condenado este jueves a seis años de cárcel por fraude en la compra irregular de mascarillas en la emergencia sanitaria por la covid-19, una pena que se suma a otra que ya cumple de 10 años y 11 meses.

La resolución fue dictada por el Tribunal de Sentencia en Materia de Corrupción de Tegucigalpa, que además resolvió que el acusado deberá pagar una sanción de más de 39,3 millones de lempiras (1,6 millones de dólares), más una inhabilitación para no ejercer en la administración pública por el doble de la condena recibida.

Esta condena se añade a los 10 años y 11 meses a los que Bográn fue sentenciado en junio de 2022 por fraude agravado en la compra de siete hospitales móviles a una empresa de Turquía, por 47,5 millones de dólares, para enfrentar la pandemia.

El mismo Tribunal resolvió inhabilitar por cuatro años y seis meses para que no pueda optar u ostentar empleo o cargo público, al exgerente administrativo de Invest-H Alex Moraes, acusado del delito de violación de los deberes de los funcionarios, por el mismo caso de la compra irregular de mascarillas.

Moraes había sido inhabilitado en junio de 2022 a nueve años, cuatro meses y quince días para que no pudiera ostentar cargo público, por el delito continuado de violación de los deberes de los funcionarios, por la compra de los hospitales móviles.

El Tribunal de Sentencia declaró «la responsabilidad civil» para los acusados sobre el importe que pudieren acreditar ante autoridad competente, respecto de la reparación de los gastos ocasionados y de la compensación e indemnización de los daños y perjuicios causados por el delito causado, según el poder Judicial.

CONFABULACIÓN CON EMPRESAS PRIVADAS

Según la Unidad Nacional de Apoyo Fiscal y la Agencia Técnica de Investigación Criminal, entre abril y mayo de 2020 a raíz de la crisis sanitaria por el coronavirus, el Gobierno de Honduras se vio obligado a comprar material de bioseguridad, entre ellos mascarilla, para proteger al personal médico.

Cuatro exfuncionarios de Invest-H, incluidos Bográn y Moraes, «se confabularon con las empresas grupo G y T S.A. de C.V y Germar Ferretería para venderle al Estado mascarillas de uso no médico para el personal sanitario, violentando los procedimientos legales y administrativos correspondientes e incumpliendo los requisitos y las bases establecidas en la compra», según el Ministerio Público.

Los otros involucrados en este caso son el ex contador general de Invest-H Carlos Luis Guevara y la especialista administrativa y financiera Bessy Roxana Rodríguez, así como los representantes legales de Germar Ferretería, Elena María Hernández y María Elena Palacios Hernández, y el propietario del grupo G y T S.A. de C.V, Juan José Lagos, quien es esposo de la exdiputada Waleska Zelaya.

Los exfuncionarios y los representantes legales de las dos empresas involucradas «simularon que la venta (de mascarillas) la estaba realizando Germar Ferretería», de acuerdo a las autoridades hondureñas.

Las investigaciones señalan que los exfuncionarios «buscaron beneficiar siempre y en todo momento al grupo G y T S.A. de C.V., ya que una vez que Invest-H hizo efectivo el pago a Germar Ferretería, de esta empresa se emitió un cheque de más del 95 % del valor pactado a favor del esposo de la entonces congresista Zelaya».

Invest-H pagó 1.603 millones de dólares por las mascarillas a Germar Ferretería, empresa que devolvió 1.546 millones de dólares. EFE