Con éxito culmina campaña “Juntas, ¡libres de todas las formas de violencia!”

0
557

Tegucigalpa.– Las mujeres están reescribiendo la historia de Honduras. Prueba de ello es la campaña “Juntas, ¡libres de todas las formas de violencia!”, que por instrucciones de la Presidenta Xiomara Castro impulsó el gobierno durante los 16 días de activismo contra la violencia de género, que se realiza año tras año desde el 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y concluye el 10 de diciembre, que es el Día Internacional de los Derechos Humanos.

Durante la campaña, la Secretaría de Asuntos de la Mujer (SEMUJER), Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia y otras dependencias del Estado, articularon diversas estrategias a fin de garantizar el acompañamiento del Estado en materia de los derechos de las mujeres.

Desde el 25 de noviembre, en todo el país se ejecutaron talleres informativos sobre violencia de género dirigidos a jóvenes, eventos artísticos para concienciar sobre prevención de todas las formas de violencia, socialización de protocolos para la denuncia de casos de acoso laboral dentro de las instituciones, entre otras acciones.

Las mujeres construyendo historias

Además de SEMUJER y Comunicaciones de la Presidencia, las instituciones responsables de la campaña son: Secretaría de las Culturas, las Artes y los Patrimonios de Honduras (SECCAPH), Secretaría de Salud (Sesal), Ciudad Mujer, Radio Nacional de Honduras (RNH), Secretaría de Planificación Estratégica, Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Secretaría de Derechos Humanos y el Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS).

El cierre de la campaña se realizó en el parque central de Tegucigalpa, con la presencia de la ministra de SEMUJER, Doris García, la ministra de la SECCAPH, Anarella Vélez, y representantes de las demás instituciones del gobierno, asimismo, hubo presentaciones artísticas, brigadas médicas para toda la familia y se entregó información a fin de crear conciencia en la erradicación de la violencia contra las hondureñas.

Entre las medidas adoptadas por el gobierno de la Presidenta Castro destaca la aprobación del Protocolo de Atención Integral a Personas Víctimas/Sobrevivientes de Violencia Sexual de parte de la SESAL, que representa un gran avance en materia de derechos de las mujeres, adolescentes y niñas; también incluye el protocolo para el uso de la píldora anticonceptiva de emergencia (PAE), para casos de violaciones sexuales.

Transformar la sociedad

Y esto es sólo el inicio ha dicho la ministra García, al enfatizar que no ha sido fácil articular esfuerzos conjuntos en los 11 meses de gobierno, pero que “estamos trabajando desde una perspectiva en que el pueblo pueda constatar que llegarán a ellos todas y cada una de las promesas que hizo la Presidenta en su Plan de Nación”.

Esta unión de esfuerzos desde el gobierno –prosiguió–, va encaminada a articular acciones estratégicas para avanzar juntas, pero no puede ser posible sin la participación de todos.

“Se debe comenzar desde el hogar educando a las niñas y los niños para ser un equipo capaz de deconstruir el patriarcado, deconstruir la pobreza y deconstruir la exclusión social. La población no debe seguir de brazos cruzados, se requiere la participación de todos para eliminar la brecha entre hombres y mujeres, queremos un sistema justo, un sistema que nos dé la oportunidad de esa transformación en nuestras vidas”, sostuvo.

Con rostro de mujer

Por su parte, la doctora Vélez Osejo dijo que el activismo deja como lección que la temática de las mujeres es necesario mantenerla viva, porque se siguen vulnerando sus derechos en el espacio político, económico, cultural, entre otros, “por tanto, es imperante mantener vigente la narrativa y simbología que cuestiona la violencia contra las mujeres” dijo.

Desde la SECCAPH –amplió la entrevistada–, nuestro compromiso es crear las condiciones para generar un nuevo discurso, a través del cual se ponga en peligro la cultura patriarcal, es decir, impulsar una contracultura que venga a sustituir la cultura patriarcal, la cual es el fundamento de la violencia contra las mujeres tanto física, emocional, económica como simbólicamente.

Para la ministra, “el activismo es tan sólo un modelo a seguir para transformar el país con un nuevo rostro, porque no cabe dudas que la Refundación tiene rostro de mujer: tiene rostro de mujer en la Presidenta Xiomara Castro y en cada niña y mujer de Honduras”, sostuvo.