CESPAD pide reformar la Ley de Financiamiento y Fiscalización a partidos políticos

0
47
Cortesía

Tegucigalpa.-El Centro de Estudios para la Democracia (CESPAD) propuso reformar de manera urgente la Ley de Financiamiento y Fiscalización a Partidos Políticos conocida como Ley de Política Limpia, en sus ámbitos normativo, institucional y organizaciones debido a los problemas estructurales persistentes durante las elecciones realizadas en el 2017 y 2021.

De acuerdo con el Cespad, es necesario realizar una investigación oportuna sobre la utilización de recursos ilícitos en las campañas electorales, además, asegurar el cumplimiento de la Ley de Política Limpia por parte de los partidos políticos y candidatos, en el área de rendición de cuentas y levantar el secreto bancario para los partidos políticos y sus candidatos/as.

El documento establece que, pese a que existe una legislación hondureña orientada a la fiscalización a partidos y candidatos, los problemas se mantienen, lo que convierten el financiamiento político público y privado en un generador de competencia desigual, que distorsiona la voluntad popular y facilita la cooptación de la política por intereses privados de distintas características, empresariales y del crimen organizado.

En cuanto a la Ley de Política Limpia, la Cespad propone cambios de la normativa e institucionalidad de la Ley y Unidad de Política Limpia, en el ámbito normativo, extender la fiscalización del financiamiento de las campañas electorales a los partidos políticos, ya que la  Ley de Política Limpia solamente impone techos de gasto para las campañas electorales en torno a los ingresos y egresos de las candidaturas individuales.

Ajustar los límites de gasto de campaña electoral en los tres niveles electivos: presidencial, legislativo y municipal, reduciendo los techos de gasto bloqueando las fuentes financieras ilícitas.

En cuanto al papel de los medios de comunicación proponen que deben brindar equidad en la pauta publicitaria, entregando su lista de tarifas ante la Unidad al inicio del ciclo electoral; y cumplir un papel de obligado solidario en la rendición de cuentas y entrega de información.

En el ámbito institucional, la Cespad pide fortalecer en cantidad y calidad la estructura organizativa de la Unidad de Política Limpia. El personal con capacidades técnicas debe aumentar y el mismo debe mantenerse en procesos de capacitación y mejora continua en función de las atribuciones del mandato que tiene la Unidad, según la Ley de Política Limpia.

Así mismo aumentar el presupuesto de la Unidad, enfocado en su fortalecimiento institucional, implementar herramientas informáticas que permitan y faciliten una fiscalización efectiva del financiamiento de la política y de la rendición de cuentas de los partidos políticos y sus candidatos y candidatas.