Cerca de 22.000 hondureños deportados en 5 meses, un 50,3 % menos que en 2019

0
75
Según un informe divulgado por el Observatorio Consular y Migratorio de Honduras y al que tuvo acceso Efe, 44.278 hondureños indocumentados retornaron al país entre enero y mayo del año pasado, la mayoría procedentes de México y Estados Unidos. EFE/José Valle/Archivo

Tegucigalpa- Un total de 21.997 hondureños indocumentados, de ellos 2.330 menores, han regresado a su país deportados entre enero y mayo de este año, un 50,3 % menos que los repatriados en el mismo periodo de 2019, informó este martes una fuente oficial.

Según un informe divulgado por el Observatorio Consular y Migratorio de Honduras y al que tuvo acceso Efe, 44.278 hondureños indocumentados retornaron al país entre enero y mayo del año pasado, la mayoría procedentes de México y Estados Unidos.

Las autoridades migratorias de EE.UU. deportaron en los primeros cinco meses de este año a 9.695 hondureños indocumentados, entre ellos 757 menores, detalla el documento.

Por su parte, México retornó a Honduras, por vía aérea, a 3.582 hondureños indocumentados, incluidos 433 menores, muchos de ellos no acompañados.

Otros 8.207 hondureños, incluidos 922 menores de edad, fueron deportados también por las autoridades mexicanas vía terrestre, mientras que 513 nacionales fueron repatriados desde países centroamericanos, según el informe.

De acuerdo con las cifras del Observatorio Consular, en todo 2019 fueron deportados 109.185 hondureños, lo que supone un 45 % más que los 75.279 repatriados en 2017.

En Estados Unidos, según autoridades de Tegucigalpa, viven alrededor de un millón de hondureños, entre residentes legales e indocumentados, que han escapado de situaciones que afectan al país centroamericano como la violencia.

Cifras oficiales dan cuenta de que los que viven en el exterior, principalmente en Estados Unidos, envían remesas familiares que superan al año los 3.600 millones de dólares.

La migración irregular a Estados Unidos desde el Triángulo Norte de Centroamérica -que integran El Salvador, Guatemala y Honduras-, se ha incrementado en los últimos años por la violencia y los altos niveles de pobreza que afectan a esos países.

Los indocumentados que cruzan México con rumbo a Estados Unidos están expuestos a robos, extorsiones, secuestros e incluso asesinatos por parte de bandas criminales, así como a abusos de autoridades corruptas, según las autoridades.

Desde octubre de 2018 han salido varias caravanas con miles de centroamericanos, la mayoría hondureños, con el propósito de llegar a Estados Unidos. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here