Barcelona y Real Madrid, el duelo que no cesa

0
162
El delantero francés del Real Madrid Karim Benzema celebra su gol durante el partido ante el RCD Espanyol, correspondiente a la decimosexta jornada de LaLiga Santander, disputada en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid. EFE/ Emilio Naranjo

Madrid – El duelo que dirimen Barcelona y Real Madrid en la cabeza de LaLiga Santander, permanece invariable, con ambos equipos igualados en la cima después de solventar las visitas de Mallorca y Espanyol, respectivamente, sin excesivas alteraciones, para encarar la próxima jornada dos salidas comprometidas a San Sebastián y Valencia como antesalas del clásico del día 18 en el Camp Nou.

El equipo de Zinedine Zidane resolvió el encuentro matinal sin alardes. 2-0 ante el Espanyol con la ‘conexión francesa’ Raphael Varane-Karim Benzema, autores de los goles. Se situó líder provisional, pero en el último compromiso del día la escuadra de Ernesto Valverde tampoco falló ante el Mallorca (5-2) en un choque que encarrilaron muy pronto el también galo Antoine Griezmann (m.7) y el de siempre, el argentino Leo Messi (m.17), que en los prolegómenos había ofrecido a su afición su sexto Balón de Oro que recibió el lunes y que luego sentenció al completar un nuevo triplete.

Los dos grandes acorazados abren un hueco de cuatro puntos sobre el Sevilla, que tratará de seguir su estela con un triunfo en El Sadar frente a Osasuna en el último encuentro del domingo, pero sobre todo de ocho sobre el Atlético de Madrid, el otro gran aspirante, que el viernes volvió a sumar un empate, en Villarreal, por 0-0.

El cuadro mallorquinista había advertido que no se presentaría entregado, sino dispuesto a plantar batalla. Asustó en determinados momentos al principio e incluso cuando acortó distancias dos veces. Los de Vicente Moreno, con un buen Take Kubo, formado en La Masía y que está cedido por el Real Madrid en el conjunto balear, sin embargo, no tuvieron opciones ante Leo Messi y compañía pese a los tantos del croata Ante Budimir.

De entrada, pagaron un error defensivo en un rápido saque de puerta del germano Marc Andre Ter Stegen que permitió a Griezmann escaparse en velocidad y batir con tranquilidad a Manolo Reina. Messi, con un espectacular disparo desde fuera del área, despejó aún más el camino del Barcelona, que gustó y se gustó. Pudo haber goleado con rotundidad en esta fase. Era un vendaval que no podía contener el cuadro balear. Continuas aproximaciones, peligro, un balón al palo del uruguayo Luis Suárez. Llegadas constantes.

Ni siquiera una jugada de inspiración del Mallorca, finalizada con algo de fortuna (desvió el esférico el francés Clement Lenglet) por el croata Ante Budimir (m.35), inquietó a la ‘Pulga’. El argentino tardó tan solo seis minutos en hacerse de nuevo con un balón en la frontal del área y soltar otro zurdazo a la red de la meta rival.

De inmediato, el Barcelona echó el cierre a las pretensiones mallorquinistas con otra brillante acción, un espectacular taconazo de Luis Suárez que supuso el 4-1 al descanso. Budimir (m.64) volvió a responder y a hacer pensar que su equipo podía competir. Ter Stegen, con una plástica parada a un tiro del colombiano ‘Cucho’ Hernández, y Messi, con su tercera diana, se lo impidieron. El argentino ya es el máximo artillero del campeonato con doce tantos.

Le costó más el partido al Real Madrid. Compareció con notables bajas, como las del brasileño Marcelo, el belga Eden Hazard y el galés Gareth Bale. Zidane volvió al 4-3-3 con los jóvenes ilusionantes Rodrygo Goes y Vinicius, que en esta ocasión fue el más inspirado del dúo, aunque le volvió a faltar acierto ante un Diego López que evitó un resultado más amplio.

Varane rompió antes del descanso el entramado organizado por Pablo Machín con un disparo cruzado (m.37). Pese a que no pasó tampoco apuros lo cierto es que el Real Madrid dejó el partido vivo hasta que sentenció Karim Benzema (m.79) al rematar un envío del uruguayo Fede Valverde, otra vez de lo mejor del cuadro en esta ocasión ‘verde’ (vistió de este color en apoyo a la Cumble del Clima).

Quinto triunfo seguido del equipo de Zidane, el 1.700 de su historia en la liga y nueve partidos consecutivos sin perder. Lo peor para sus intereses fue la expulsión al final del francés Ferland Mendy. Su baja se une a la de Marcelo para Mestalla, donde no tendrá laterales izquierdos natos.

Para el Espanyol, que mejoró algo la imagen de pasados encuentros, supone encadenar seis partidos sin ganar y continuar a cinco puntos de la permanencia.

El Valencia mantuvo su tendencia al alza con un triunfo en el derbi local en el campo del Levante (2-4). Victoria que cobra el valor añadido de haber remontado un 2-0 adverso con el que se habían situado en el tramo inicial los de Paco López.

Roger Martí firmó un doblete (m.11 y 20, este de penalti), pero una acción de mala fortuna del delantero levantinista, que se marcó en su propia portería en la prolongación del primer periodo, dio otro aire al encuentro y sobre todo al cuadro de Albert Celades.

Otro francés también reclamó protagonismo. Kevin Gameiro completó la remontada con dos tantos en dos minutos (m.57 y 59). El Valencia, que había tenido una muy pobre puesta en escena, mostró su mejor cara tras el descanso y no dio opción al mermado Levante. Para colmo, Eliseo Falcón fue expulsado por doble amonestación a falta de un cuarto de hora y los locales no pudieron ni soñar con salvar algún punto.

Ferrán Torres puso la guinda en los compases finales (m.88) y el Valencia salió con su segunda victoria seguida, muy próximo a la zona europea y fortalecido para la ‘final’ de Champions ante el Ajax en el Johan Cruyff Arena de Amsterdam.

Recobró el pulso el Granada, que había acumulado cinco partidos sin ganar. Lo hizo a costa de un Alavés que se desangró en el segundo periodo (3-0), en el que dio pobres sensaciones.

El choque quedó marcado en el primer tiempo por las lesiones casi seguidas y probablemente importantes del alavesista Tomás Pina y del granadinista Quini Marín. En el segundo, el cuadro de Diego Martínez recobró la versión del primer tramo de campaña.

Carlos Fernández (m.48) abrió la lata, un penalti por mano de Manu García permitió a Roberto Soldado ampliar distancias (m.58) y el venezolano Yangel Herrera (m.77) puso la puntilla a un Alavés que acabó con nueve hombres por las expulsiones del ghanés Wakaso Mubarak (m.67) y de Víctor Laguardia (m.91). Derrota muy cara, por los puntos y por las bajas por sanción y lesión que se le acumulan a Asier Garitano para el próximo compromiso contra el Leganés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here