Aumenta a 1.011 los muertos por COVID-19 en Honduras y a 36.902 los contagios

0
135
Personal de salubridad realiza varias pruebas del COVID-19, este martes en la localidad de Alajuelita, al oeste de San José (Costa Rica). Las autoridades de Costa Rica registraron este martes 245 casos nuevos de COVID-19 y anunciaron que el hospital dedicado exclusivamente a pacientes con esta enfermedad está a punto de saturarse, por lo cual está en marcha una estrategia de expansión de la capacidad de atención. EFE/Jeffrey Arguedas

Tegucigalpa– Honduras registró este jueves cinco muertos por la COVID-19, con los que ya suman 1.011 desde marzo, en tanto que la cifra de contagios se elevó a 36.902, informó el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

De 1.917 nuevas pruebas PCR, de distintos días, el Laboratorio Nacional de Virología confirmó que 800 dieron positivo y 1.117 negativo, indicó el organismo en cadena nacional de radio y televisión.

De los nuevos 800 casos de contagio con la mortal enfermedad, 195 correspondieron al departamento de Francisco Morazán, en el centro del país, donde tiene su sede la capital, Tegucigalpa, que se ha convertido en el segundo epicentro de la pandemia.

El primer epicentro de la enfermedad sigue siendo el departamento de Cortés, en el norte del país y el más productivo, que sumó 153 nuevos contagios.

El resto de los nuevos casos de contagios se repartieron en los restantes 16 departamento del territorio de Honduras, un país con 9,3 millones de habitantes, de los que más del 60 por ciento son pobres.

El Sinager registró además 1.550 personas hospitalizadas, de las que 1.043 permanecen en condición estable, 448 están graves y 59 en unidades de cuidados intensivos.

Se suman 133 nuevos casos de pacientes recuperados, con los que ya son 4.448 los que se han salvado de morir de COVID-19, indicó el Sinager.

Los primeros dos casos de contagios con COVID-19 en Honduras se registraron el 11 de marzo.

ESPERANZA DE RECIBIR VACUNAS

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, dijo este jueves que «hay esperanza» de que sus compatriotas reciban la futura vacuna contra la COVID-19, como producto de las gestiones que su Gobierno se adelantó a hacer con organismos internacionales, pero advirtió que «no hay que bajar la guardia ante la pandemia» de esa enfermedad.

Añadió que el Gobierno ha iniciado acciones para adquirir la vacuna y destacó que Honduras forma parte de los países que serán beneficiados, lo que en su opinión son «buenas noticias» para su país, aunque según expertos, el primer antivirus quizá esté listo hasta en 2021.

«El COVID vino a cambiar el mundo», enfatizó Hernández, quien además señaló que las expectativas económicas son «muy dramáticas» y «se prevé una recesión mundial de dimensiones graves».

El gobernante considera que «el horizonte aún no se ve claro» y que el retroceso que el país enfrenta en lo económico es grave y «podríamos tener serios problemas». EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here