Asofaprecph exige la destitución de directores de centros penales

0
381

Tegucigalpa.- Luego que se registró un nuevo tiroteo en el penal de máxima seguridad “La Tolva” en Ilama, Santa Bárbara, este martes, la Asociación de Familiares de Persona Recluidas en Centros Penitenciarios de Honduras (ASOFAPRECPH), emitió un comunicado exigiendo la destitución de directores de centros penales.

En ese sentido, las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) confirmaron que no se reportan privados de libertad heridos en el tiroteo que duro entre dos a tres minutos, por lo que se ha tomado el control de la cárcel.

Según el INP, “la rápida acción de autoridades logró controlar la situación. No se han reportado personas heridas en informe preliminar”.

Este es el quinto tiroteo que ocurre desde que la viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, anunció las medidas para aplicar en las cárceles y así solucionar la crisis.

El comunicado de la Asociación de Familiares de Persona Recluidas en Centros Penitenciarios de Honduras (ASOFAPRECPH), dice que ante los últimos acontecimientos de barbarie al interior de los centros penitenciarios “El Pozo” en llama, Santa Bárbara; Támara en Francisco Morazán y “La Tolva” en Morocelí, El Paraíso; a la sociedad Nacional e Internacional hacemos saber lo siguiente:

PRIMERO: Repudiamos enérgicamente los actos sangrientos de los privados de libertad acontecidos en el interior de los Centros Penitenciarios antes anunciados, que como consecuencia de ataques con arma de fuego han resultado varias personas fallecidas y heridas, ante la vista y paciencia de las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) en general, eventos que lamentamos profundamente, mismos que, han causado luto, dolor y desconsuelo a sus familiares.

SEGUNDO: Nos indigna ratificar que, por años, la Asociación de Familiares de Personas Recluidas en Centros Penitenciarios de Honduras (ASOFAPRECPH), ha estado insistiendo en sendas notas de DENUNCIAS Y QUEJAS ante las oficinas del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), La Secretaría de los Derechos Humanos, Mecanismo Nacional de Prevención Contra la Tortura, Otros Tratos Crueles, inhumanos o Degradantes (MNP-CONAPREV), Jueces de Ejecución del Poder Judicial, Instituto Nacional Penitenciario (INP), Directores en los diferentes Centros Penitenciarios de Honduras, con la finalidad de que se eviten eventos dantescos como los ocurrido en años anteriores y recientemente a vista y paciencia de quienes tutelan la seguridad interna y externa de los Centros Penitenciarios, donde han permitido tráfico de armas, drogas y más aún la falta de más seguridad interna.

TERCERO: Exigimos a la Señora Presidenta Constitucional de la República la destitución inmediata de los Directores y a la seguridad de los Centros Penitenciarios del Pozo en Ilama Departamento de Santa Bárbara, Máxima Seguridad de Tamara Departamento de Francisco Morazán y La Tolva en Morocelí Departamento del Paraíso, que se les deduzca la responsabilidad que amerite, siendo que en gran medida son los causantes del desorden Penitenciarios del Pozo en llama Departamento de Santa Bárbara, Máxima Seguridad de Támara Departamento de Francisco Morazán y La Tolva en Morocelí Departamento del Paraíso, que se les deduzca la responsabilidad que amerite, siendo que en gran medida son los causantes del desorden administrativo, operativo y técnico en el cumplimiento de sus obligaciones como funcionarios del Estado, además de los abusos recurrentes de todo tipo dentro y fuera de las instalaciones.

CUARTO: El principio de humanidad establecido en el artículo 59 de la Constitución de la República ordena, que la persona Humana ES el fin supremo de la Sociedad y del Estado, por lo tanto, es deber ineludible de TODOS respetarla y protegerla, la dignidad como valor humano es inviolable y esta es una manera de vulnerar los derechos fundamentales como seres humanos.

QUINTO: Expresamos nuestra preocupación y hacemos un llamado de auxilio a la Comisión Internacional de los Derechos Humanos (CIDH), a la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas acreditada en Honduras, para que interpongan sus buenos oficios y se proceda denunciar Internacionalmente los acontecimientos que menoscaban el respeto irrestricto de los Derechos Humanos en Honduras, basta de tanta desidia Gubernamental, ya basta de tanto atropello institucional, ya basta de tantos ataques y asesinatos.

SEXTO: Reiteramos a la sociedad en general, nuestro compromiso para seguir alzando la voz en favor de las personas de pies descalzos, de los que no tienen voz en este valle de lágrimas que llamamos vida, sí, de esas personas abandonadas a su suerte, que más de permanecer en Centros Penitenciarios más pareciera que fueran campos de exterminio donde la vida presente y futura no valiera nada, ante la situación nefasta de inseguridad y falta de empatía institucional ampliamente demostrada.

SÉPTIMO: Dado en la Ciudad de San Pedro Sula, Departamento de Cortés, a los veintiún días del mes de abril del año dos mil veintitrés.